Atracción fatal

Fecha: 17-05-2018 09:45 AM

Josue mayo

https://about.me/fernandez.josue

https://www.youtube.com/user/fernandezjosue

La atracción fatal tiene un componente magnético de mayor o menor fuerza, en cada pensamiento que ronda  las cabezas de los seres humanos. Normalmente, en cuerpos sanos, se viviría descartando aquellas opciones que erizan la piel, pero que desaparecen casi de inmediato por temor a infracciones al sentido común y a las sanciones que implicarían. Se dan atracciones para alcanzar el poder a toda costa, el sentido latente de la dominación de los otros, visible en la mayoría de la gente de ambiciones desbocadas y pasiones insanas; pero las atracciones más comunes, que degeneran en fatales, están asociadas a placeres, unidos a convicciones débiles de alguien en particular.

En los excesos se hallan las peores atracciones fatales y las consecuencias de posteriores cargos de conciencia pequeños o grandes, pero que también causan daños a la salud propia, a la de otros incluyendo familiares y amigos, y hasta graves desenlaces en hospitales, cárceles o cementerios. Con frecuencia, después se oye la disculpa de que una fuerza extraña, emanada de un polo negativo se habría posesionado de la voluntad del infractor, hasta llevarlo a consumar agresiones a sí mismo y a terceros. Como argumento de defensa termina convenciendo a pocos, quienes acusan más bien una falta de responsabilidad, de auto estima y de aprecio a los demás.

Cuando la dominación a nivel colectivo es motivo palpable de atracción fatal, la resistencia de los pueblos obligaría a retrocesos con la organización debida, a veces mediante recursos fuera de catálogos convencionales del uso de fuerza extrema. Un caso de réplica y contra réplica quedó registrado recientemente en la península de Corea, por incidente con minas terrestres colocadas desde el Norte, que causó lesiones a dos soldados del Sur, y  lo que ocasionó ataques por parte Seúl con propaganda anti Pyongyang a través de altoparlantes en la frontera, para rescatar luego cierta convivencia.

Las soluciones para la atracción fatal a nivel de individuos estarían más enredada, porque arrastrarían de manera desprevenida a otros a la tragedia, tal cual lo ilustra "la copa rota, interpretada por José Feliciano.

https://www.youtube.com/watch?v=IBmhBH4gVjc

El daño de la atracción fatal en relaciones cara a cara es apenas nada, colocado al lado del gran perjuicio del magnetismo ejercido sobre comunidades enteras bajo instintos de dominación activa, o pasiva, particularmente en política, para asaltar mandos sociales. Hace falta vista de felino para  evitar caer en las trampas tendidas a inocentes ─por el placer del sometimiento  a los otros─,  aun recurriendo a mentiras, atajos y emboscadas, métodos preferidos de  bandas de malhechores, ocultos en trochas, para cometer fechorías.

Como los engaños no son para siempre ni tampoco la esclavitud es tolerada de manera indefinida, mantener el yugo requeriría después de la represión, la violación de derechos humanos características de tiranías acusadas a la larga de supresión de libertades, y de delitos de lesa humanidad. 

Mañana en Venezuela, a propósito del 20M, el recurso de los altoparlantes en la frontera de las dos Corea se recordará cuando suenen toques de dianas en la madrugada, a la usanza de cuartel militar llamando a la tropa a la subordinación de reglamento, en tono disuasorio de infracciones disciplinarias. Las incógnitas no tienen precedentes, y las consecuencias todavía lucen impredecibles para el corto y mediano plazo. En el largo plazo, sobre un terreno de mayor estabilidad, habría que apostar a la recomendación envuelta en el viejo bolero "Condiciones", de serenatas de bisabuelos, con "Los Tres Diamantes".

https://www.youtube.com/watch?v=fyLswa7EHes

> El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor. Por http://radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, también en canal de YouTube, y a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com



blog comments powered by Disqus