Burlas

Fecha: 01-06-2018 09:36 AM

Josue burla

https://about.me/fernandez.josue

https://www.youtube.com/user/fernandezjosue

"Plátano es" resuelve la adivinanza del "oro parece", bastante corriente entre niños, y a veces entre adultos que no se dieron cuenta del paso de la edad para parecer graciosos "cazando tontos" según esa jugarreta. El lance encerraría la dispensable crueldad si fuera estrictamente infantil, pero resultaría lastimoso si envolviera la burla a un pueblo entero, al que se le aplica la mentira, una tras otra, como manera de rendir cuenta de los funcionarios encumbrados del  régimen que padecen. Es la norma para ganar tiempo en República Bolivariana, desde sus comienzos hace 18 años, sin desgaste aparente de la indolencia oficialista.

El capítulo de actualidad es el compendio de falsedades del 20M  al que se llegó con adulteraciones  de procesos mandatorios de  la Constitución Nacional, la consiguiente sucesión de irregularidades para el convencimiento propio, y el total rechazo adentro y afuera de su naturaleza fraudulenta imposible de maquillar. Hasta se recurriría al sacrilegio al escenificar una juramentación que validaría la prórroga del mandato presidencial con vigencia extendida al 2025, por pretendido crédito derivado del evento electorero a la medida de los promotores del continuismo, con aplausos restringidos al pequeño grupo de naciones en el que destacan las comunistas China y Rusia, y su incondicional acompañante cubano.

Debido a tantos juramentos falsos en tan corto plazo, la trama del 20M no calificó como guión inofensivo para menores de 12 años, derivado de la trama del “oro parece-plátano es”, aunque ganaría reconocimiento de adolescentes con experiencia en juramentos de mentira, de amores pasajeros, comunes en aventuras juveniles; y desde luego sancionables en adultos, manipuladores de afectos, al que se opondrían con cargada pasión los protagonistas de “nuestro juramento”, en la versión de Julio Jaramillo.

https://www.youtube.com/watch?v=dRqh9xzgr5o

Nunca tendrá justificación entre gente honrada, la traición después de jurar en vano ante la Biblia, la Constitución, los santos, el “samán de Güere” o simplemente ante  hermanos de la misma congregación, así no cuenten como pecados graves entre venezolanos, quizás por su falta de credibilidad en el castigo pendiente del más allá, y porque ya sobrarían frustraciones con el castigo del más acá. El rollo mayor de traiciones casi siempre envolvería conspiraciones para asaltar o mantenerse en el poder, pasando por alto lazos familiares, de amistad, o transparentes proyectos colectivos de los que ya se tenía comprometida la lealtad individual.

En la permisividad característica de la democracia estaría la fuente de gran número de impagables juramentos y promesas hechas en su nombre, porque se le tendría como campo libre para cualquier tipo de profanación. Este sábado, se recuerdan 56 años de la insurgencia armada en Puerto Cabello, con aliento de la Cuba comunista, y y el respaldo del lado civil de liceístas y otros jóvenes engatusados con pertrechos automáticos de película, para liquidar a quien se le atravesara, sin dirección ni objetivos nobles. La triste hazaña recoge la masacre del último contingente del servicio militar obligatorio en el batallón "Carabobo", acribillado por la espalda por francotiradores rebeldes encuevados en los  altos de la procesadora de jabón, aceite y manteca de coco de marca Frey, en "la alcantarilla", a la entrada de la Ciudad. De allí no pasaron, y tampoco sus fantasías de un día de playa, convertidas en viaje a la muerte por una guerra forzada a hijos de la misma tierra.

"EL PORTEÑAZO”,  otra de “oro parece-plátano es”,  carente de matices infantiles excepto por la muerte de muchos menores de veinte, entre el centenar de bajas, fue una agresión contra la población con la excusa de atacar el dictamen, igualmente popular, de la elección presidencial de Rómulo Betancourt, en votaciones libres. No obstante, por ahí se mantienen defensores de esa matanza en el régimen venezolano de ahora, y entre pobladores que aman a sus verdugos. Hechos lamentables de la tolerancia al maltrato, una vieja tragedia que relata la letra, casi de absurdo culebrón, cantada por “Los Panchos” con el título de "Nunca jamás”.

https://www.youtube.com/watch?v=tj6b7pWfbqc

 

> El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, también en canal de YouTube, y a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com



blog comments powered by Disqus