Carnaval de Eurídice

Fecha: 02-03-2014 11:30 PM

Josue 20orfeoportada

 

La obstinación en República Bolivariana (“RB”) por adelantar y prolongar festejos de carnaval 2014, mientras persiste el duelo por muertes de jóvenes víctimas de represión militar y policial, en grado de indolencia extrema reproduciría el ambiente de la tragedia de Eurídice, en la famosa ficción de “Orfeu Negro”, convertida en película en 1959, bajo la dirección del francés Marcel Camus.

 

Eurídice, acechada por la muerte, pareciera representar a la Venezuela joven que expone su vida de manera inocente, con gran amor,  tratando de hacerse dueña de su porvenir sin las imposiciones del patrón ajeno “castro-chavista”. Orfeo personificaría al pueblo venezolano, obligado en estos días a buscar, de morgue en morgue, a su gente más amada.

 

Josué Fernández

 

Una vez que la muerte comenzó a rondar a Eurídice en la trama de “Orfeo Negro” (*), así los estertores empezarían a revelarse en los excesos desbordados en una fiesta a la fuerza. Como en aquel escenario de carnaval brasilero, en “RB” cundiría hoy un mal presagio, aunque este provendría de agresiones desmedidas del régimen y de sus pandillas armadas, en medio de coartadas insostenibles, fuerte repudio expresado en protestas nacionales e internacionales, y hasta distanciamientos y deserciones de algunos dirigentes oficialistas, bien por cálculo político o de genuinas y sensatas apelaciones a la rectificación y al cese de la violencia.

En toda la “RB”, la víspera trágica a las fechas del carnaval 2014 partió de las conmemoraciones del “Día de la Juventud”, respondidas con agresiones a estudiantes opuestos al bloqueo de su destino. Luchadores contra el plan del “castro-chavismo” a través de un personaje de nacionalidad dudosa, para saquear  y hundir al país en similar atraso al de la Isla, reduciendo y condicionando oportunidades de estudio, calidad de viviendas, hospitales, transporte y comunicaciones, abastecimiento de alimentos y medicinas, restricciones para viajar al extranjero, y límites de toda clase a las libertades ciudadanas. Semejante acoso tuvo explicación original del Ministro de Educación, Héctor Rodríguez, para quien "No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media...” Mucho antes, otro ministro, Jorge Giordani, había sido más explícito con respecto al piso político que brinda la gente pobre, “los pobres tendrán que seguir siendo pobres, los necesitamos así”.

 

El saldo hasta ahora –celebrado, musicalizado y bailado en varias ocasiones por el mismo mandamás–, ya suma una docena de jóvenes asesinados con balas de fabricación bolivariana, cientos de heridos, torturados inclusive, y encarcelados, entre quienes se halla Leopoldo López, alto dirigente poniéndole rostro conocido al enfrentamiento a los abusos gobierneros. La paz oficial se ofrece sin arrepentimientos por los sucesos y mucho menos propósitos concretos de enmienda, refrendados por un sistema judicial en el cual, para justificar la detención de López, la jueza de control 16, Raclenis Tovar Guillén, confesaría que tomó la decisión, porque tuvo que escoger entre su investidura sin garantías, o amanecer despedida. La justicia ciega enmascarada con antifaz revolucionario, marcha encandilada hacia su foso.

 

www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

------

(*) Palma de Oro del Festival de Cannes en 1959, Oscar y Globo de Oro a la mejor película extranjera, en 1960

 



blog comments powered by Disqus