CNP en la mira estrategica del gobierno

Fecha: 09-11-2006 12:00 AM

Eduardo Orozco, Expresidente del CNPcnp.jpgLos periodistas y los medios de comunicación son instituciones fundamentales en el funcionamiento de una sociedad abierta y democrática. Son los canales naturales de comunicación e información que permiten a los ciudadanos formarse criterios sobre la conducta de los gobernantes.

Para el proyecto revolucionario estatista del Gobierno Bolivariano es de vital importancia silenciar a los medios y mediatizar la actuación de los periodistas en todos los ámbitos de su actividad profesional.

En este contexto, el control del Colegio Nacional de Periodistas se convierte en un objetivo prioritario en la estrategia oficial.

El régimen no tolera las investigaciones periodísticas que señalan casos de corrupción, denuncian los excesos policiales o la utilización de los demás poderes del Estado para fortalecer su control sobre la sociedad.

El CNP, a pesar de su escasa iniciativa ante diversos atropellos, es la institución que representa legalmente a los periodistas venezolanos y es el vocero más adecuado, nacional e internacionalmente, para informar sobre la situación que sufren los comunicadores en el ejercicio profesional.

El CNP tiene 25 seccionales con sede propia, cuenta con 13 mil afiliados, un Instituto de Mejoramiento Profesional y un Instituto de Previsión Social. Aunque estas instituciones hoy casi no funcionan, son rescatables y podrían prestar grandes servicios a sus afiliados.

Convertir al CNP en una organización fuerte, solidaria, defensora de la libertad de expresión de los venezolanos y de condiciones adecuadas para el ejercicio profesional de sus miembros, es una tarea que nos compromete a todos.

El CNP necesita una nueva dirección que le permita convertirse en una organización atractiva para las nuevas promociones de egresados universitarios. El Colegio debe ser una institución amiga de todos, sin discriminaciones, dinámica, abierta y moderna. Una referencia para quienes aspiran contar con respaldo gremial y asistencia legal para el ejercicio de los derechos civiles y políticos consagrados en la Ley, la Constitución y los Tratados Internacionales.

Las elecciones del CNP, pautadas para la primera semana de junio, serán una dura prueba para los periodistas y para la Venezuela que aspira contar con instituciones democráticas independientes. Por eso es tan importante contar con un equipo de colegas consustanciados con este objetivo, que integren un equipo coherente y gane las elecciones de la Junta Directiva Nacional, Distrito Federal y la mayoría de las seccionales.

El régimen cuenta con todos los recursos económicos imaginables y no tiene escrúpulos para presionar a los colegas que prestan servicios en sus dependencias. Ministerios, Institutos Autónomos, empresas del Estado, Gobernaciones, Consejos Legislativos Regionales, Alcaldías, etc. constituyen un campo de batalla en el que cientos de periodistas resisten, en silencio, la presión gubernamental.

Al mismo tiempo, son decenas los periodistas, ciudadanos y medios de comunicación que sufren el acoso judicial del Estado por cometer el delito de pensar distinto.

Debemos unirnos en torno a un liderazgo claro y valiente que le devuelva la vida al CNP y se lo quite a la apatía y a la indiferencia.

Debemos unirnos en torno a un grupo de colegas, de diversos colores, especialidades y medios que conquiste la confianza de la mayoría e inicie la transformación que todos esperamos. Ese es el reto.


blog comments powered by Disqus