Comité de usuarios OIR rechaza afirmaciones de funcionaria de CONATEL

Fecha: 05-09-2006 12:00 AM

Directivos de OIR envían carta a Conatel en la que critican las afirmaciones de María Alejandra Díaz difundidas en el programa "La hojilla"

Muy estimada Sra. con suma preocupación y muy atentamente escuchamos su participación vía telefónica del día 01-09-06 en horas de la noche, a través del programa "La hojilla" transmitido por Venezolana de Televisión.

En el transcurso de la conversación con el conductor de dicho espacio, Ud. esgrimió una serie de argumentos para colocar en entredicho la validez y equidad de los programas informativos y de opinión que transmiten los prestadores de servicio privados. Argumentos que son dignos de una profunda reflexión.

En primer lugar, Ud. mencionaba que los espacios informativos de los canales privados forman una especie de corifeo concertado, cuyo propósito es destruir al "Estado" y las "Instituciones" .

Dicha opinión, además de estar cargada de subjetivismo, confunde el significado etimológico y político de los términos aludidos; por tanto, es necesario recordar que los conceptos de "Estado" y "Gobierno" no son de ninguna manera sinónimos ni etimológicamente, ni políticamente. De tal forma que criticar una gestión de gobierno no tiene relación tautológica alguna con relación al Estado. Es más, existen gestiones de gobierno que son absolutamente contrarias a los intereses de los componentes esenciales del Estado que son los ciudadanos, la integridad territorial y el ajuste a las leyes.

Por tales razones, podemos inferir que las críticas a los gobernantes y a las gestiones de gobierno, son prácticas legales, naturales y habituales en cualquier sociedad democrática; ya que ellas le permiten a los ciudadanos defender sus derechos frente a los eventuales abusos perpetrados desde el poder.

En cuanto a las instituciones, son ellas las principales responsables de preservar su propia legitimidad y credibilidad. Frente a las críticas de los ciudadanos, corresponde a las instituciones -a través de los hechos- demostrar su imparcialidad y la pulcritud de sus gestiones. Lo cual implica -tal como ocurre con el gobierno- que las críticas que los ciudadanos suelen hacer al funcionamiento de las instituciones, tampoco pueden considerarse como delito en una sociedad democrática.

Sin embargo, cabe destacar que entre los argumentos que Ud. utilizó para cuestionar el mensaje informativo de los prestadores de servicio privados, estuvo una apología a la presente obra de gobierno; la cual, en boca de un funcionario público, perteneciente a un directorio que en teoría debe velar de manera imparcial por el derecho que tenemos todos los venezolanos a una programación radioeléctrica de calidad, crea un manto de duda en un sector cualitativa y cuantitativamente importante de los ciudadanos, en relación con la equidad de las decisiones que en un momento determinado se puedan tomar en la mencionada instancia. ( Ud. habló de la formidable gestión gubernamental, en cuanto a la instalación de servicios en Sta Elena de Uairén, quejándose de la poca difusión que de estas magníficas obras hacen los medios privados).

Además, si a esas declaraciones suyas en el canal del Estado, le sumamos las imágenes que todos los usuarios observamos el mismo día 01-09-06 en horas de la tarde del Lic. Alvin Lezama, Director General de Conatel, luciendo como atuendo una camisa identificada con los colores de un partido; en una concentración de apoyo político; dando declaraciones como funcionario público, Ud. me dirá de dónde podría provenir la ruina de las instituciones.

Por otra parte, es necesario recordar que la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, nos fue ofrecida como una herramienta para preservar la integridad moral y ciudadana de nuestros niños y adolescentes. En ninguno de sus artículos se establece la censura, ni a los ciudadanos, ni a los prestadores de servicios, en cuanto al derecho de expresar sus opiniones políticas, siempre que éstas se hagan en el marco del decoro y el respeto establecidos en la Constitución y las Leyes.

Entre las sanciones enumeradas en el artículo 26 de la Ley Resorte, ninguna hace alusión a faltas relacionadas con opinión política.

En cuanto a la manipulación de la información, es obvio que es un tema muy teñido de subjetividad. Por lo cual consideramos que en un proceso de polarización tan agudo como el que vive Venezuela, lo más salomónico es que los cuerpos institucionales traten este asunto con suma delicadeza.

Para concluir, queremos llamar su atención en cuanto al espacio en el cual Ud. expresó sus críticas. En opinión de gran número de usuarios de los medios, el programa "La hojilla" adolece de muchas de las cualidades que en sus declaraciones manifiesta como deseables en los programas informativos y de opinión de los medios privados; es decir: objetividad, equilibrio, imparcialidad y respeto al adversario político. Solicite la grabación del programa en que Ud. intervino y encontrará que a eso de las 10:50 pm. el conductor del programa, después de recomendar efusivamente la lectura de un manual de tiro, culminó la presentación del folleto con la siguiente frase: "todo venezolano debe tener el compromiso de aprender a disparar". ¿Qué implicación puede tener esa frase para los usuarios?, ¿a quién debemos dispararle los venezolanos? Además, se utilizó su intervención para reforzar los insultos cotidianos que a través de ese espacio, el Sr. Silva pronuncia -sin freno alguno- contra periodistas y prestadores de servicio, sin que ninguna institución le amoneste ni le sancione.

Con la esperanza de que estas reflexiones, hechas por simples ciudadanos sean acogidas por Ud. como críticas constructivas formuladas con la mayor buena fe, quedan de Ud. sus amigos del Comité de Usuarios O.I.R.

Renán Acosta, Vocero principal; Juan C. Ortega, Vocero suplente


blog comments powered by Disqus