Consultorios y Talleres de Ética

Fecha: 30-11-2018 11:23 AM

Gloria

Por Gloria Cuenca

A Medellín, Colombia, al Festival Gabriel Garcia Márquez, un grupo de venezolanos del periódico digital “Efecto Cocuyo”, va y reciben un premio compartido con colegas colombianos. La alegría llena a periodistas demócratas. Felices, orgullosos y solidarios por el triunfo de quiénes superando  los obstáculos, se empeñan  en que  la libertad de información no muera. Disfruto al conocer sobre los triunfos de colegas -algunos ex alumnos- otros, de esos comunicadores, cumplen con la definición, que nosotros en Venezuela, en un período de turbulencia, elaboramos: “El periodista es un combatiente por la libertad de expresión, un vehiculador de los mensajes desde el medio hacia los sectores de toma de decisión política y un crítico de la gestión de poder”.[1] Noto una falta y  no es primicia. El problema debe ser abordado en algún momento.

Recibo de  regalo el libro,”El zumbido y el moscardón” del profesor Javier Dario Restrepo, el subtítulo es, “Talleres y consultorios de Ética”. El autor es un  extraodinario Profesor de Ética Periodista, con quien he participado en encuentros sobre  Ética Profesional.[2] Empiezo  a leer;  en los talleres, al principio al menos, ninguno de los participantes se da cuenta de lo que, según mi opinión, debería ser una premisa. Por obvio, no hay que dejarlo de lado y debe establecerse, como factor fundamental al comenzar los talleres.

La discusión habrá de hacerse en el marco de la Libertad de Expresión.  Los norteamericanos, no saben lo que significa la ausencia casi total de la libertad de expresión, información,opinión y prensa. Comienzan a sufrir  agresiones del actual Presidente; mientras nosotros -venezolanos- tenemos 20 años soportando y lidiando con esta situación. Se trata de que, en los talleres, antes mencionados, comienzan los debates y conversaciones de interés y no dicen por ninguna parte: que la existencia de libertad de expresión es un imperativo.

El debate y las discusiones deben darse en un marco democrático y con libertad de expresión. Se habla de libertad de prensa,  haciendo mención de las dificultades que existen al interior de los medios. Pensamos en las sabias palabras del Filósofo Fernando Savater: “Cuando la democracia está en peligro el primer deber del ciudadano, es defenderla”. La frase, es obligante, y  también para los periodistas: el primer deber es defender la democracia,  con coraje y valentía, la libertad de expresión. A mayor democracia  mas libertad de expresión y, a la inversa. ¿Cómo plantear problemas de  Ética del Periodista sin democracia? ¿Será que los periodistas venezolanos sentimos la ausencia de la libertad de expresión con más fuerza, porque la tuvimos y supimos lo que era? Son preguntas que me vienen a la mente. Al reflexionar resulta una situación inacabada.

 

[1] Concepto elaborado en los debates y discusiones de la Renovación Universitaria en 1968-69-70, bajo la conducción de los profesores Héctor Mujica, Federico Álvarez y quien escribe. Otros profesores y muchos estudiantes también participaron.

[2] Javier Darío Restrepo publicó un libro en conjunto  con otra profesora. Su libro se llama igual que el mío, “Ética para Periodistas” de 1990. El de los colegas colombianos apareció 2 años después.



blog comments powered by Disqus