CPJ: Periodistas enfrentan amenazas más severas a sus vidas y libertad

Fecha: 18-06-2016 08:49 PM

Protecci%c3%b3n a aperiodistas

El Comité de Protección de los Periodistas (CPJ) publica en su página web un conjunto de recomendaciones sobre la seguridad de los profesionales del periodismo en diversas coberturas. Aquí publicamos las sugerencias para la protección local desarrolladas por Frank Smyth, asesor senior del CPJ en materia de seguridad de periodistas.

Periodismo Local

Mientras que los periodistas extranjeros enfrentan desafíos logísticos y de seguridad significativos, los periodistas locales hacen frente a amenazas más severas a sus vidas y libertad. La investigación del CPJ muestra que desde 1992, casi nueve en diez fatalidades relacionadas con el trabajo han implicado a periodistas locales que cubrían noticias en sus países de origen. Y más del 95 por ciento de periodistas encarcelados en todo el mundo son reporteros locales, periodistas fotográficos, blogueros y editores, según la misma investigación del CPJ. La necesidad de una exhaustiva preparación y planeamiento de seguridad es especialmente importante para los reporteros locales.

Si es nuevo en la profesión, en la fuente, o para un tipo particular de cobertura, puede buscar el consejo o tutoría de colegas experimentados. Con permiso, acompañe a un colega experimentado por un tiempo para ver cómo él o ella trabaja; puede obtener conocimiento valioso observando a un veterano en el trabajo. Debe investigar todas las leyes de prensa aplicables, incluyendo los estatutos que gobiernan el acceso a la información pública, acceso a la propiedad privada, difamación y las restricciones en el contenido que muchos países represivos intentan imponer. Países como Etiopía, por ejemplo, considera la sola cobertura de grupos de oposición como un crimen contra el estado. China encarcela a los escritores que son críticos del gobierno central o del Partido Comunista. Cada año decenas de periodistas están encarcelados por acusaciones contra el estado. Incluso si opta por exceder el límite en cuanto a contenidos, necesita saber las restricciones y las potenciales implicaciones de ir más allá de ellos.

La investigación del CPJ muestra que los reporteros que cubren las fuentes políticas, de corrupción y crimen están particularmente en más alto riesgo de ataque o encarcelamiento. Si está cubriendo una fuente debe invertir tiempo en entender los alcances de seguridad del tema; identificar a los agentes principales y conocer las motivaciones; entender las ramificaciones de ir más allá de la línea roja impuesta a través del estatuto o medios violentos, fuera de la legalidad. Los editores deben permitir a los nuevos periodistas bastante preparación antes de encontrarse con las fuentes, hablar con los colegas experimentados, y aprender las prácticas y terminología relevantes al tema. Un reportero de la fuente de crimen, en particular, exige una comprensión de los procedimientos de las fuerzas de seguridad.

Si usted es freelancer considerando una cobertura para un medio de noticias local o internacional, debe tener una comprensión clara del riesgo potencial y de la capacidad y voluntad del medio de proporcionar ayuda si se encuentra en apuros. Siempre se debe desarrollar una evaluación de la seguridad antes de una cobertura potencialmente peligrosa, alistar contactos confiables y establecer siempre un procedimiento exacto para los contactos en forma regular. Los freelancers no deben vacilar en rechazar coberturas riesgosas. En algunos países represivos, la ley prohíbe trabajar como periodista para medios internacionales. Conozca la ley y las implicaciones de trabajar para medios extranjeros. En algunos países, no es conveniente ser identificado en una firma o en un crédito. Los periodistas deben comprender los alcances que acarrean aparecer con nombre en la producción de una nota producida por un medio que un país considera como un adversario. Aclare con el medio cómo quiere ser identificado.

Todos los reporteros locales deben saber qué soporte profesional está disponible. Un número de países tienen organizaciones profesionales eficaces que puedan proporcionar guía sobre las leyes referentes a la prensa, junto a consejos prácticos sobre ciertas tareas. Si está en problemas, algunas organizaciones nacionales pueden también intervenir o publicitar su caso. También debe tener conocimiento de que grupos internacionales tales como el CPJ y Reporteros Sin Fronteras pueden generar atención global y defenderlo en caso de acoso o amenazas.

Si le piden trabajar como un intérprete o guía para un periodista internacional, tenga en claro los riesgos inherentes en la cobertura. Entienda por adelantado con quién se verá y dónde se va a dirigir. Evalúe al periodista internacional con quien va a trabajar, verifique su experiencia, historia y tolerancia para el riesgo. Considere las consecuencias de aparecer en un área hostil con un reportero de un país que se vea como adversario. Entienda que puede rechazar una cobertura y qué nivel de ayuda tiene el periodista o el medio en caso de problemas. Tenga en claro cuál es su papel en la tarea. ¿Le están pidiendo ser intérprete o proporcionar logística? ¿O usted también está haciendo de reportero? Este último tiene implicaciones adicionales de seguridad que usted debe entender.

Para todos los reporteros o guías locales, los medios o sus editores deben explicar claramente cuál es el papel que se espera que el individuo desempeñe y la ayuda legal y de seguridad que la organización puede proporcionar si ocurre un problema. Los editores deben entender si un periodista local rechaza una tarea peligrosa y aceptarlo sin ningún tipo de juicio al individuo. Los medios de prensa deben considerar su obligación ética cuando ofrecen la cobertura de una tarea peligrosa a un reportero freelance local.

Los blogueros independientes y los periodistas ciudadanos han emergido como importantes proveedores de noticias, particularmente durante las revueltas árabes que comenzaron en 2011. En Libia y en Siria, en donde las autoridades bloquearon acceso a los medios internacionales, los ciudadanos locales actuaron como periodistas independientes. Algunos filmaron las ofensivas de los gobiernos y colocaron las imágenes en Internet, mientras que otros diseminaron noticias de último momento en blogs independientes, micro-blogs, y medios sociales. En áreas severamente restringidas, su trabajo abrió ventanas a través de la cual el resto del mundo podía ver los conflictos. Varios de estos periodistas pagaron con sus vidas. En Siria, los video-fotógrafos independientes Ferzat Jarban y Basil al-Sayed murieron al ser blancos directos; en Libia, el fundador del sitio web, Mohammed al-Nabbous, fue baleado mientras transmitía audio en vivo desde una batalla en Bengasi.

Los blogueros y periodistas independientes deben desarrollar una red de contactos profesionales y familiares que se puedan movilizar en caso de emergencia. El Instituto de Informes sobre la Guerra y la Paz (IWPR, por sus siglas en inglés), radicado en Londres, ha ayudado a periodistas ciudadanos a organizar redes locales en los Balcanes y el Medio Oriente. En muchas naciones, tales redes son creadas para proteger la identidad de sus miembros.

Ver material completo en: https://www.cpj.org/es/2012/04/manual-de-seguridad-para-periodistas-del-cpj.php



blog comments powered by Disqus