Cuba

Fecha: 03-04-2008 11:30 PM

Eduardo Orozco
La noticia no deja de ser trágica: los cubanos pueden comprar celulares, microondas y alojarse en hoteles de la isla. Muchos “ingenuos” se están enterando ahora de que la revolución le había negado a los ciudadanos cubanos el elemental derecho a tener un celular. Pero todavía Raúl Castro no anuncia el fin de las restricciones para que los cubanos viajen, sin pedir permiso al régimen, dentro y fuera del país. Figúrense: el socialismo le prohíbe a los cubanos que vendan los tomates o los mangos cosechados en el patio de sus casas, o tener un taxi propio: eso es capitalismo. Y ese es el “modelo” de sociedad que quiere imponer el Presidente Chávez a los venezolanos... ¿Con qué moral?


blog comments powered by Disqus