D. J. Rayao

Fecha: 22-08-2019 12:01 AM

Josue agosto 2

https://about.me/fernandez.josue

El asunto va para tan largo que ya deriva en distintas expresiones del idioma para generaciones diferentes. Comenzó en "discotecas" de los 60' sucesoras de las fiestas “picoteo”, y aparece repotenciado para entretener “millennials" y "rumberos" de todos los sexos y tiempos, fanáticos de las noches a pesar de los cuentos de espantos y de bandidos al acecho.

Será por lo familiar para mucha gente, pero los sonidos de deslizamientos de agujas gramofónicas sobre discos de vinilo, aun atascados, hoy gozan de tolerancia histórica. Quizás allí está la explicación de la tranquilidad con la que media población soporta cualquier cantaleta, inclusive de tiranos con complejo de ilusionistas macabros, en plan permanente de "tirar piedras y esconder la mano".

La derecha fascista, el desinterés del régimen comunista cubano y afines, el cerco del imperio, las iguanas y otros saboteadores culpables de apagones, el amor a los pobres -sin comprobaciones como requisito de credibilidad-, son repetidos hasta el aburrimiento en medios oficiales, en especie de "Disco Rayao", tal cual lo dejó escuchar la Billo's. en la voz de  Kiko Mendive.

https://youtu.be/zM2TlK4RozM

El D.J. RAYAO usa el mote de "Siglo XXI" y en sus saraos ostenta valentía falsa que toma de innumerables anillos de seguridad, de gente armada a su alrededor, y de dobles, en nóminas de mercenarios, extranjeros mayormente.  En ocasiones es igualmente estrafalario como quien necesita que lo tomen en cuenta sin nada interesante que ofrecer.

Para los del patio, los que permanecen hasta el himno nacional, el premio llega con salario mínimo que nunca pasa de 3 dólares al mes, ya sumados los sucesivos aumentos por decreto y bonos, algunas "misiones" todavía en pie, y las cajas CLAP sobre las que persisten envidias de los extremadamente desfavorecidos, no obstante, las reducciones de contenido, los alimentos vencidos y la sospechosa procedencia. Los desafortunados restantes escapan del país por montones, y cambian el padecimiento de la tiranía por rechazos xenófobos/racistas a la diáspora venezolana en el extranjero.

Entre las grandes calamidades sociales se incluye la infección crónica con el virus de la conformidad, la aceptación de lo inaceptable, de la moral que se acomoda a circunstancias del minuto, las justificaciones de la existencia con dobleces, la aprobación de mentiras por miedo a la verdad. Nada cuadra con la decencia de las mayorías venezolanas que se enorgullecían de su pobreza y también de su honradez. La desesperación es colectiva, y acogota hasta los pasivos por conveniencia que se preguntan de manera similar “En que parará la cosa”, según lo recogía la orquesta de Billo Fròmeta, y su cantante Cheo García, que cierran los saldos de este sábado.

https://www.youtube.com/watch?v=X9q6whkUeJ8

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

https://youtu.be/XOVCBxL-W9I

>>> El artículo adosado forma parte de“SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional. En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/



blog comments powered by Disqus