Dalia Gutiértrez: Ni la censura de los medios ni el silencio oficial ocultan caso de narco sobrinos

Fecha: 30-11-2015 08:22 AM

Dalia gutierrez art

A través de la censura, la autocensura, la desinformación y el silencio,  el régimen de Nicolás Maduro  trata  de tapar las informaciones procedentes del exterior que dan cuenta de la captura y presentación, en Nueva York, de dos sobrinos de la Primera Dama de la República, Cilia Flores, vinculados a tráfico de drogas hacia Estados Unidos. En esta detención los sobrinos vinculan la droga a dos personas de poder en Venezuela: Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y Tareck El Aissami, gobernador del estado Aragua.

Por suerte, los esfuerzos del régimen para evitar que se conociera la noticia han fracasado porque, gracias a la Internet y las redes sociales, la población está al tanto de lo que ocurre, pues las informaciones procedentes de la hegemonía comunicacional del gobierno lo que han hecho es generar una gran confusión entre los venezolanos.

Esa hegemonía es la que generó, desde el primer momento, la censura de diversos medios de comunicación. Lo primero que podemos destacar es que el único medio impreso en publicar la noticia, incluso en su portada, sobre la detención de dos sobrinos de Cilia Flores, fue  el diario El Nacional, mientras que en la web el único portal, de tendencia oficialista,  en publicarla fue Aporrea.org, reseña donde no se afirmaba que se trataba de dos sobrinos de la Primera Dama.   

Sabemos de estaciones de radio que recibieron llamadas directas del organismo la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para amenazar y advertir que no publicaran la noticia sobre el caso de ahora llamados los “narco sobrinos”. En el caso de los canales de televisión la autocensura hizo su trabajo. Estos pasaron, por lo menos un día para referirse a la información que ya había “reventado el celofán” en las redes sociales, por lo que era inevitable hacer algún comentario desde el punto de vista informativo. Por lo menos un canal de televisión  comentó la noticia en su emisión estelar  (10:00 pm), sin mencionar en ningún momento que se trataba de los familiares de la Primera Dama, solo dijeron que habían detenido en Haití a dos venezolanos por presunto tráfico de drogas, sin mucho detalle, sin mayor precisión.

A medida que avanzaba la investigación y presentaban a los familiares de la pareja presidencial ante las autoridades judiciales de Estados Unidos, los portales noticiosos ofrecían más y más detalles,  comentaban las operaciones que llevaban a cabo esos jóvenes, cuánta droga habían encontrado y a quiénes más involucraban en el tráfico de drogas cada vez que hablaban. Pero en Caracas el silencio se hacía cada vez más ensordecedor. Los primeros comentarios oficialistas hablaban de una estrategia para tapar los logros del presidente Maduro, para otros simplemente de una información falsa, de  una mentira de la oposición. Lo negaron todo. Aunque tres días después en un programa en Venezolana de Televisión (VTV) llamado a “Un Click”, su conductora negó  que los detenidos fueran familiares de los Flores, esto acompañado de fuertes acusaciones contra EEUU o el imperio, como prefieren llamarlo ellos.

Días después del silencio, el diario Últimas Noticias se ocupó del caso para negar que los sobrinos Flores fueran dueños de una mansión en República Dominicana donde las autoridades de ese país habían encontrado cocaína.

Curiosamente algunos conductores de programas en Venezolana de Televisión negaron la detención de los sobrinos Flores, otros pedían demostrar los hechos y otros denunciaron que la captura se había hecho de manera irregular, sin el debido proceso.

Las autoridades gubernamentales no se han pronunciado de manera oficial en ningún momento, por el contrario eluden el tema, no obstante el periodista Vladimir Villegas, desde su programa en Globovisión, entrevistó al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello y abiertamente le consultó su opinión sobre el caso.

Allí Cabello afirmó que para él se trató de un secuestro a dos personas: “Y que  yo sepa no estaban involucradas en nada, más allá de lo que pueda hacer una persona que es mayor de edad y libre de hacer lo que quiera”. En ningún momento refirió nombres ni apellidos de ninguno.

Esto demuestra que la población venezolana se mantendrá informada de cuanto ocurra con este y otros casos, en especial si se trata de narcotráfico, a través de la prensa internacional en Internet y las redes sociales.

Dalia Gutiérrez. Periodista. Miembro de Expresión Libre.



blog comments powered by Disqus