El CNP tiene sus enemigos

Fecha: 26-08-2014 11:30 PM

La opinión de Félix B. Sucre

La Asamblea Nacional aceptó un mamotreto de proyecto ley de Comunicación Social para eliminar la Colegiación Obligatoria, reconocida en la Constitución Bolivariana. Los enemigos del CNP pueden aliarse con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para ganar las próximas elecciones.

Félix B. Sucre / CNP 8526 – SNTP 4613
La Asamblea Nacional aceptó un mamotreto de proyecto ley de Comunicación Social para eliminar la Colegiación Obligatoria, reconocida en la Constitución Bolivariana. Los enemigos del CNP pueden aliarse con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para ganar las próximas elecciones.

En los años del chavismo han demostrado no ser muy amigos del gremio periodístico ni de los profesionales del periodismo que jamás se arrodillaron a la hora realizar sus trabajos, aun cuando el Gobierno no quedaba bien parado, ya que la ineptitud, el burocratismo y la corrupción. Sin embargo, Hugo Chávez, siendo un militarista natural, no llegó a plantear la eliminación de las escuelas de comunicación o periodismo; por el contrario, cuando crearon la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), crearon de la escuela de comunicación social.


¿Se puede justiciar que un editor como Gastón Guisandes sostenga hoy que no hace falta estudiar para ser periodista? El siglo XXI tiene sus prehistóricos. ¿Por qué no plantearon la Reforma de la Ley? Desirée Santos Amaral y Oscar Pérez fueron los secretarios generales que no levantaron a favor de una Reforma de la Ley del Ejercicio. No obstante, los enemigos del CNP jamás se pronunciaron en contra del silencio electoral de casi 10 años. ¿Dónde estaba el editor Gastón Guisandes en todos estos aciagos años para el periodismo?


Ahora, en un artero golpe contra el CNP, la Asamblea Nacional se presta para que conocidos editores afectos al gobierno, presenten mamotretos jurídicos con lo que buscan eliminar el Artículo 1 de la Ley del ejercicio del Periodismo, alegando que tales personajes no estudiaron periodismo. ¿Hay que cerrar todas las escuelas de comunicación del país? El rol jugado por el CNP en todos estos años no se puede desconocer; es como es como desconocer a la Asociación de Periodistas Venezolanos (AVP), la cual fue quien le planteo al gobierno de la época la creación de una Escuela de Periodismo.


¿Será que pretenden desconocer la trayectoria gremial de los dirigentes de la AVP? Algo huele mal en Dinamarca, sobre todo cuando leemos al profesor Eleazar Díaz Rangel, para quien la eliminación del artículo 1 de la Ley del Ejercicio del Periodismo nada importa. ¿Será que ahora menos le importa que existan o no las escuela de comunicación y miles de estudiantes? Cuesta creer que todos los periodistas del chavismo comparten la misma posición de Gastón Guisandes. Eso se lo pueden preguntar a los cientos de estudiantes de la UBV.


Es más, habría que preguntarles a los miembros de la Asamblea Nacional si sus actuaciones, frente al caso del CNP, son justas y éticamente válidas. También hay que preguntarle si no tiene oficio en que gastar su tiempo que le cuesta al país miles de millones de bolívares. Para los diputados no ha sido preocupante los atropellos y amenazas contra los periodistas, aun cuando en ella hay diputados que una vez fueron periodistas y el CNP tuvo que defenderlos.


En la augusta Asamblea Nacional tratan a los periodistas como cochinos enchiquerados y sin capacidad de movilizarse para realizar su trabajo. Son los mismos diputados que pretenden dar clase de democracia, moral y ética, aun cuando carecen de ellos; sin embargo, aceptan un mamotreto de proyecto ley de Comunicación Social para eliminar la Colegiación Obligatoria, reconocida en la Constitución Bolivariana. Los enemigos del CNP pueden aliarse con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para ganar las próximas elecciones. Una vez que lo logren, si es que pueden, tienen el camino libre para hacer con el gremio periodístico lo que quieran. ¿Y si no lo logran?


Email: felixb.sucre@gmail.com
 



blog comments powered by Disqus