El drama de los periodistas atrapados en el hotel Rixos de Trípoli

Fecha: 24-08-2011 11:30 PM

Las últimas horas de la toma de Trípoli por rebeldes libios

Los 35 periodistas extranjeros que quedaron atrapados en el hotel Rixos de Trípoli por seguidores del dictador libio Muammar Gadafi finalmente fueron liberados este miércoles en un operativo especial de grupos rebeldes en el que intervino la Cruz Roja.

El periodista de CNN, Matthew Chance, que estaba entre los periodistas, informó por Twitter: "A las 3.30 locales negociamos con los guardias para nuestra liberación. Dicen que podemos salir pero en pequeños grupos".


Relató Matthew la espera de los vehículos de la Cruz Roja para la salida del hotel. "Estuvimos encerrados por lo que parecía una eternidad. ¡Finalmente estamos afuera!", escribió el periodista.


El corresponsal de la BBC, Matthew Price también narró los momentos más difíciles del sorpresivo cautiverio: “Decenas de extranjeros, entre ellos periodistas y políticos, están atrapados en el hotel Rixos de Trípoli, la capital libia, cercados por hombres armados leales al acosado líder Muamar Gadafi”.


Según contó Price, los periodistas no sabían “lo que estaba pasando fuera" y al salir encontraron una ciudad muy diferente a la que habían visto días atrás. Con ellos estaban dos guardias de Gadafi "que todavía creían que Trípoli podía recuperarse" y que habían recibido órdenes de que "nos mantuvieran ahí y estuviéramos a salvo".

 

Price, describió la situación como "desesperante". Relató que se están acabando los suministros de alimentos y agua corriente y que hombres armados vigilan los pasillos del edificio que alberga a periodistas de las cadenas BBC, CNN, Al Jazeera, Fox y Sky, las agencias Reuters y Associated Press y la televisión china, entre otros.

 

Price le dijo al programa Today de la Radio 4 de la BBC: "Es una situación desesperante para los cerca de 35 ciudadanos extranjeros que estamos aquí: británicos, estadounidenses... Entre ellos hay un ex congresista de EE.UU. y un parlamentario indio".

 

"La situación se deterioró mucho durante la noche y está claro que no podemos salir del hotel por nuestra voluntad".

El periodista relata que hay hombres armados merodeando los pasillos y que creen que todavía hay francotiradores en la azotea del hotel. "Nuestros movimientos son limitados."

 

"Este es el quinto día de lo que podríamos llamar el sitio al hotel Rixos", le dijo Price al programa Today en conversación telefónica.

 

"Un guardia acaba de apuntarle a un camarógrafo de la emisora británica ITN con un AK-47 cuando éste quería salir del hotel. El momento de tensión terminó de manera amistosa, pero todavía se vive un gran temor y nerviosismo entre los periodistas atrapados", indicó Price.

El hotel funciona como sede para la televisión gubernamental y es el lugar que el régimen destinaba a los periodistas extranjeros. Se encuentra en el centro de la ciudad, cerca del complejo de Bab al Aziziya, de donde Gadafi ha tenido que huir.


El agua potable y los alimentos escaseaban y sólo había electricidad en algunas partes del hotel. "Ha habido momentos en los que hemos pensado que hemos estado a punto de salir y de repente nos damos cuenta de que no es posible" explicó Price.

 

En este mismo hotel se presentó el martes Saif al-Islam, el segundo hijo de Gadafi, con una gran sonrisa y rebosante de confianza, diciendo que estaban ganando la batalla de Trípoli, aún cuando gran parte de la capital ya había caído ante el avance de los rebeldes.

 

Los periodistas atrapados no pudieron enterarse de lo que ocurría. No tenían televisión por cable ni por satélite debido a los disparos, explosiones de mortero y lanzagranadas que impactaron en el hotel.

 

"Algunos de los colegas en el hotel en este momento realmente creen que sus vidas están en peligro desde hace una semana y desde entonces han estado manteniendo la cabeza baja, especialmente los que están en la mira del régimen, que cree que sus satélites le envían datos a la OTAN", dijo el corresponsal.



blog comments powered by Disqus