Informe EL/Junio: En Aragua se produjeron los peores atropellos contra periodistas

Fecha: 07-07-2015 08:33 PM

En aragua

Amira Muci, secretaria general del CNP Aragua, acompañada por directivos de la seccional denuncia los sucesos.

.........................................................

Estimados colegas y amigos, les presentamos un informe con las violaciones a la libertad de expresión que Expresión Libre recogió en el mes de junio 2015. Mucho les agradecemos lo reboten por sus redes y lo cuelguen en sus páginas web

 

EXPRESIÓN LIBRE  //  INFORME JUNIO 2015

 

Dos ataques extremadamente violentos contra equipos periodísticos en el estado Aragua, registrados con diferencia de apenas 16 días en el mes de junio, señalan a esa entidad como la zona de más alto riesgo para la labor de medios y comunicadores en lo que va del año 2015.

Las agresiones, lesiones y agravios ocasionados primeramente al equipo de periodistas de la alcaldía del Municipio Mario Briceño Iragorry, Maracay, lanzados desde una platabanda por activistas del oficialismo que efectuaban una protesta contra la sede municipal, el día 3 de junio, y luego la detención, golpes, insultos personales y la colocación de esposas a una periodista y un reportero gráficos de El Aragueño y otro de Globovisión, el 19 de junio, en la sede del CICPC de Villa de Cura fueron los dos episodios que por la gravedad de sus características no registran antecedentes en nuestro país.

Durante junio volvieron a ocurrir ataques callejeros contra reporteros, en esta ocasión de la televisora colombiana NTN24 y del portal de noticias Efecto Cocuyo; fue despedida una periodista del diario La Verdad por presión del gobernador de Vargas; en Yaracuy fue tomada una radioemisora por un grupo de personas encabezadas por el propio alcalde Alex Sánchez y los diarios siguen confrontando escasez de papel periódico.

 

A continuación los detalles:

> La tarde del miércoles 3 de junio, un grupo de manifestantes que formulaban reclamos laborales a la alcaldía de Mario Briceño Iragorry, arremetieron contra dos periodistas y un camarógrafo de ese despacho, quienes se encontraban ejerciendo sus labores dentro de recinto. La periodista Elena Santini y Alejandro Ledo, camarógrafo, fueron lanzados desde el techo de la sede municipal. La primera resultó con lesiones en su pie derecho y Ledo, camarógrafo,  resultó con un edema cerebral y quedó hospitalizado. Al periodista Pedro Torres, le ocasionaron contusiones en el rostro, a causa de la golpiza propinada.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP), Seccional Aragua, al repudiar las agresiones reclamó responsabilidad y sindéresis al liderazgo político y calificó los hechos como “acciones denigrantes, violentas y brutales, contrarias a todo principio de convivencia y respeto”.

El 4 de junio el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Mérida, William Dávila, anunció que demandaría por difamación al periodista Eligio Rojas del diario Últimas Noticias por una información venida extraoficialmente  del sector oficial que buscaba involucrarlo con Julio Vélez, ciudadano de nacionalidad colombiana,  acusado de ser el supuesto autor intelectual del asesinato del parlamentario Robert Serra. Dávila señaló que “así como le han hecho a los diarios Tal Cual, La Patilla, El Nacional, o a cualquier periodista cuando sale una información o repiten algo que ha salido en medios de afuera”, llevará a Rojas a tribunales. Expresión Libre rechaza toda acción judicial contra periodistas por causa de su labor profesional y recuerda que este tipo de penalizaciones van en vías de desaparición en la mayoría de los países.

El 5 de junio, a través de las redes sociales, usuarios denunciaron la toma de la emisora Yaracuy 1090AM por una poblada encabezada por el alcalde del Psuv, Alex Sánchez, quien alegó estar realizando una “jornada” de la alcaldía. Voceros de organizaciones políticas señalaron que lo que estaba en marcha era un proceso de expropiación.

Génesis Arévalo, periodista de La Verdad de Vargas, fue despedida el miércoles 10 de junio, luego que publicara un trabajo de investigación  en el que daba cuenta sobre presunta corrupción y retrasos en la entrega del estadio que construye el gobernador Jorge Luis García Carneiro en esa entidad. El mismo día de la publicación el gobernador García Carneiro fue al diario, donde le dieron su derecho a réplica, pero no conforme con eso el mandatario regional exigió el despido de la periodista, lo cual se cumplió  el día 10 de junio con el alegato de no haber pasado el período de prueba, algo que desmentía la propia labor de la periodista recogida en ediciones anteriores. Un ingeniero de la obra, que había servido como fuente informativa, también fue despedido. Posteriormente, el viernes 11 de junio, funcionarios del SENIAT, bomberos, Sundee, la Inspectoría del Trabajo y hasta el  procurador del Estado, se hicieron presentes en la sede del diario La Verdad de Vargas con el objetivo de aplicarle un cierre temporal. La amenaza de cierre había sido hecha por el gobernador García Carneiro, sin embargo, el sábado 12 en horas del mediodía, luego de una manifestación en las puertas del medio, se anunció su reapertura y el domingo 13 circuló normalmente.

El 11 de junio un camarógrafo del canal de noticias NTN24 fue agredido por un equipo antimotines de la Guardia Nacional Bolivariana que reprimió una  protestas frente al CNE para exigir la fecha de las elecciones parlamentaria.

De acuerdo a la versión ofrecida por la Seccional del CNP-Aragua, el 19 de Junio, de forma arbitraria y sin justificación, funcionarios de la Delegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Villa de Cura, detuvieron a la periodista Beatriz Lara Mendoza y al reportero gráfico Alfredo Paradas, del diario El Aragüeño, así como a José Luís Camejo, reportero gráfico del equipo de Globovisión, sometiéndolos a maltratos físicos y verbales dentro del recinto. Los hechos ocurrieron cuando los reporteros se dirigían a cubrir una pauta periodística en esta población aragüeña, convocada por el diputado Elvis Amoroso y cuyo punto de concentración sería la sede detectivesca en la población villacurana. Al pasar frente a este punto, observaron que se llevaba a cabo un procedimiento por lo cual se detuvieron para hacer la cobertura periodística del caso. Al acercarse, los funcionarios sin que existiera razón alguna, procedieron a detenerlos e ingresarlos a la sede del cuerpo detectivesco esposados y a golpes, sin escuchar los alegatos de identificación de la periodista y el reportero gráfico.

Una vez adentro y obviando la insistencia del equipo reporteril en identificarse, funcionarios del Cicpc sometieron a Beatriz Lara profiriéndole palabras obscenas, la tomaron por el cabello y golpearon su cabeza contra la pared, además de empujones y calificativos como el de “prostituta”, ”zorra”, “malditos”, entre otros.

Una vez adentro y obviando la insistencia del equipo reporteril en identificarse, funcionarios del Cicpc sometieron a Beatriz Lara profiriéndole palabras obscenas, la tomaron por el cabello y golpearon su cabeza contra la pared, además de empujones y calificativos como el de “prostituta”, ”zorra”, “malditos”, entre otros.

Similar situación vivió el reportero gráfico Alfredo Paradas, quien reclamó por la vejación y el maltrato al que estaban sometiendo a su compañera de labores Beatriz Lara, por lo que fue golpeado y arrastrado por algunos funcionarios del Cicpc Villa de Cura hasta un calabozo donde fue esposado al barrote de una celda.

A José Luís Camejo, también lo detuvieron y retuvieron su vehículo, al momento de preguntar qué estaba ocurriendo con sus compañeros de trabajo. Esta nueva arbitrariedad estuvo a cargo  del subinspector Villegas, a quien el reportero pidió la explicación.

Lo peor vino cuando los funcionarios pasaron a acusarlos de un intento “por liberar” a un  grupo de personas detenidas que en ese momento estaban siendo trasladadas a la sede del Cicpc y de portar armas. A sabiendas que tal cosa era una falsedad, procedieron a someterlos a los vejatorios procedimientos habituales en estos casos. Además, uno de los funcionarios dio la orden de reseñarlos por resistencia a la autoridad y por ser “cómplices en la supuesta liberación de unos presos de alta peligrosidad”. La denuncia fue consignada en la Fiscalía 20º de Derechos Fundamentales.                                                                                         

El 28 de junio un equipo del portal de noticias Efecto Cocuyo fue rodeado por un grupo de motorizados cuando captaban imágenes de las primarias del PSUV. Al menos 10 personas rodearon al reportero: “¿Por qué estás tomando fotos?”. Al identificarse como trabajador de la plataforma digital, le dijeron: “De aquí no te vas hasta que averigüemos quién c… eres tú”. Ingresaron al portal y revisaron los contenidos. Ante la  insistencia de los ciudadanos, el periodista se vio obligado a borrar las imágenes del equipo móvil. Insistieron en revisar las fotografías personales del reportero, pero éste se negó. Otros periodistas que también cubrían las primarias del PSUV y se les impidió hacer su trabajo fueron: Daniela Nougues, de El Estímulo,  Adriana Núñez del portal web www.runrun.es y Carlos Crespo del Portal Digital Crónica Uno.

La periodista María Alesia Sosa fue agredida por una mujer que se identificó como chavista cuando grababa una cola de compradores en el Automercado Bicentenario de Las Mercedes para Antena3.  La agresora golpeó a la periodista, la tomó por el pelo y la lanzó al piso, tumbándole la cámara y regando su cartera y otras pertenencias. Por fortuna, algunos de los ciudadanos en cola la defendieron, la ayudaron a recoger sus objetos personales y expresaron su indignación por lo ocurrido. Un militar que estaba en el sitio le ofreció disculpas.

> A las publicaciones que vienen confrontando problemas con el suministro de papel periódico se sumaron el diario El Nuevo País y la revista Zeta.



blog comments powered by Disqus