Experiencias Mayores: Remordimientos sociales

Fecha: 28-07-2017 10:13 AM

Josue 28 07

https://about.me/fernandez.josue

Remordimientos sociales se consolidan en momentos de gravedad sin precedentes en la vida nacional venezolana de los últimos veinte años. Remordimientos que afloran en la piel ciudadana unas veces por las omisiones, otras veces por los errores, en acciones o falta de ellas que terminan por  afectar a los demás, incluidas las propias personas desprevenidas, sus allegados familiares y amigos.

Los remordimientos sociales acumulados hasta el momento provienen en mayor grado de la condición de espectadores de gran parte de la población ante las muertes hasta ahora de un centenar de jóvenes guerreros, por la represión del régimen con armas de militares y de paramilitares, bajo sus órdenes. Los remordimientos aumentan igualmente al salir de esos sepelios injustos e inesperados, para comprobar además la suma diarias de cientos de presos políticos civiles, sometidos a torturas, celdas de castigos extremos, mediante decisiones de tribunales militares, y otros abusos por fuera de todas las previsiones legales.

...el remordimiento social parece aumentar a la par de la destrucción de las instituciones y las posibilidades de progreso y paz en el país.

El sacrificio de los valientes, y el llanto de familiares y amigos, se queda sin embargo en simples lamentos para la población restante, la cual quizás haya sido aludida en el lema “la Lucha de pocos vale el futuro de muchos” que daba aliento a Neomar Lander, manifestante de 17 años muerto en el municipio Chacao de Caracas, el 7 de junio pasado. En tales circunstancias el remordimiento  llega a brotar después, en algunos que llegan a sentirse  en la línea del tema “La Vida no vale nada” de Pablo Milanés (https://www.youtube.com/watch?v=v1hDxnwPRns ). En adición, la impotencia se vuelve incontenible al registrar sucesos como los de Valencia, el jueves 27, cuando policías vestidos de civil asesinaron de 11 disparos a Leonardo González, quien en ese momento auxiliaba a manifestantes.

A la memoria de Neomar Lander recién se le rindió homenaje en el lugar de su muerte, y ese recuerdo fue recogido en primera plana por el periódico Miami Herald, edición del lunes pasado. Estos casos dolorosos se siguen repitiendo en Venezuela, y el miércoles 26 se reportó el asesinato en las manifestaciones del puente 5 de Julio de Petare, del adolescente Jean Carlos Aponte,  de 16 años. El jueves fue otro adolescente, igual de 16 años, Gilinber Terán, el asesinado en el puente 9 de diciembre de El Paraíso. Lejos en el tiempo y la distancia, Winston Churchill se expresaba, pero con admiración, al sentenciar que "Nunca en el ámbito del conflicto humano tantos debieron tanto a tan pocos". Churchill tuvo una visión anticipada del fin del expansionismo de los nazis alemanes, al lograr la localización de los aviones atacantes antes de que hicieran daño. Ese milagro hecho venezolano, según lo profetizaría Neomar Lander, todavía está pendiente por ocurrir…

Mientras tanto, el remordimiento social parece aumentar a la par de la destrucción de las instituciones y las posibilidades de progreso y paz en el país. El remordimiento social habría sustituido a un llamado resentimiento social que sería el causante del inicio hace dieciocho años del desmoronamiento de la democracia imperfecta de entonces -pero en un territorio de libertades-, luego estrangulado sin pausas, y a punto de apagarse tal vez para siempre.

En esa misma onda de los resentimientos sociales probablemente se halla la inspiración de ayer y hoy de Pablo Milanés, de origen cubano, cuando encontró la letra y la música que oímos de  “La Vida no vale Nada” , hecha para exaltar la promesa del comunismo en su tierra… 

No obstante, el cantautor transitó de portavoz de la cultura oficial del castrismo en sus primeros años, a una posición crítica respecto al régimen comunista en las últimas décadas.

Del resentimiento al remordimiento, al arrepentimiento añadido,  como parece ocurrir así mismo en Venezuela, Pablo Milanés ha expresado hace nada en el periódico “El Mundo” de España, que  "En Cuba es muy difícil que se altere cualquier cosa. El pueblo cubano es un pueblo adormecido por un sistema estancado, que es incapaz de aportar nada nuevo”…

“Experiencias Mayores” de hoy concluye proponiendo que, si existieran semejanzas para aprender en Venezuela, vale detenerse en Pablo Milanés que ahora ve “De un lado, el Gobierno de Cuba y, del otro, Donald Trump”. Pero, “Al final, la víctima es el propio país, que no es capaz de definir su propio futuro".



blog comments powered by Disqus