Gobierno le declara la guerra a periodistas y medios independientes

Fecha: 22-05-2016 04:57 PM

Nicolas maduro

Silvia Alegrett (*)

El gobierno, al vislumbrar el final de su tortuosa gestión, da brazadas de ahogado y se agarra de cualquier excusa para arremeter de manera frontal, sin disimulo, ni guardando las formas, contra todo aquello que representa un peligro para su estabilidad.

Por cuanto la información es la mejor herramienta para poner al descubierto la mala gestión de Maduro y su gabinete, así como para exponer a la luz pública los desmanes, corruptelas y las violaciones a la constitución y a los derechos humanos de los venezolanos, el gobierno ha decidido, en estos cruciales días, arremeter con mayor ahínco, contra los periodistas y medios de comunicación críticos.

Aun cuando esto no es ninguna novedad, no es menos cierto que las recientes violaciones a la libertad de expresión además de ser extremadamente violentas, tanto en el plano verbal como físico, se están dando casi a diario y más de un evento por día, a lo largo y ancho del país. Miembros del Ejecutivo Nacional, pero también gobernadores y alcaldes, funcionarios de seguridad, policías y sobre todo la Guardia Nacional Bolivariana y los colectivos, no pierden oportunidad para insultar, agredir y amenazar a quienes solo cumplen con su función que está claramente establecida en la Ley de Ejercicio del Periodista en el Artículo 3: Son funciones propias del periodista en el ejercicio de su profesión la búsqueda, la preparación y la redacción de noticias; la edición gráfica, la ilustración fotográfica, la realización de la entrevista periodística, reportajes y demás trabajos periodísticos, así como su coordinación en los medios de comunicación social impresos, radiofónicos y audiovisuales, agencias informativas, secciones u oficinas de prensa o información de empresas o instituciones públicas o privadas (…).

Estas son algunas cifras emitidas por la ONG Espacio Público que sustentan lo que aquí estamos denunciando: Desde el 2002 hasta el 2015 hay un total acumulado de 2.382 casos de violaciones a la libertad de expresión y solo entre enero y abril de este año 2016 se han dado 69 casos, cifra que se incrementará significativamente ya que en lo que va del mes de mayo son más de 10 agresiones. Estas violaciones incluyen amenazas, insultos, persecuciones, detenciones, robos de equipos, agresiones físicas y verbales.

Quién le dijo a los que hoy desgobiernan al país, que a cuenta de haber sido elegidos o ser autoridad designada, tienen la potestad de violar los derechos humanos, no solo de los periodistas y trabajadores de la comunicación que reciben de primera mano la agresión, sino también, y esto es de suprema importancia, violar el derecho de los ciudadanos de estar informados y de expresar sus opiniones a viva voz y por cualquier medio?.

Y ante tanta agresión la Fiscalía General de la República, órgano que debe representar los intereses de la sociedad, por lo que debe investigar los hechos que revisten carácter de delito, o la Defensoría del Pueblo que debe promover, defender y vigilar los derechos y garantías establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos, jamás han expresado la más mínima preocupación o rechazo por estas acciones que casi a diario sufren los trabajadores de la comunicación. Lo que no es poca cosa si tomamos en cuenta que Venezuela integra el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Va siendo tiempo que la ciudadanía y los entes internacionales se pronuncien ante tanto desatino.

Se habla de que vienen tiempos más difíciles y por tanto de mayor agresión a periodistas y trabajadores de la comunicación. Lo que ha venido sucediendo, y puede empeorar, es y será responsabilidad de Maduro y el gremio de periodistas así lo reclamará.

*Slvia Alegrett es Coordinadora de Expresión Libre.



blog comments powered by Disqus