Huellas indelebles

Fecha: 16-05-2019 11:45 PM

Josue 2 mayo

https://about.me/fernandez.josue

Con los avances de la cirugía estética, a nivel de la piel son muy pocas las marcas  corrientes que puedan catalogarse de auténticamente indelebles, imborrables. Incluso las huellas dactilares, por mucho tiempo imbatibles para la identificación individual -por delitos casi siempre-, ya fueron desplazadas por muestras de ADN que resultan más precisas y confiables, para localizar orígenes irrefutables.

Desafortunádamente para la humanidad entera, sí perduran otras cicatrices difíciles de sanar, imborrables de verdad en defensores y luchadores en favor de los derechos civiles, quienes encuentran sus verdugos en tiranías genocidas dispuestas a perpetuarse en el poder a cualquier precio.   Son estas las dictaduras que reprimen a los pueblos por décadas,  temerosas de rendir cuentas de asesinatos, cárceles y robos cometidos, en su afán de acaparar y retener privilegios ilegalmente.

Las heridas abiertas no cierran por el dolor de padres cuyos hijos han muerto en calles o en calabozos, defendiendo ideales de justicia. Otras causan el  llanto de jóvenes separados de sus hogares, por distancias a la que obligan los tanteos por condiciones superiores a las negadas en su tierra. En campos distintos, ambos sufren  con  pesar semejante al de la cantante de protesta Joan Báez, nacida en Nueva York, al interpretar el poema de Miguel Hernández y música de Serrat, que suena de seguida.

https://youtu.be/DoDdgM-Xz8k

La devastación de las tiranías, de origen comunista en particular, también podría reconocerse en  fachadas de los territorios  ocupados,  por las profundas grietas que deja en los frisos, las pinturas descoloridas y desconchadas, la invasión de colonias de hongos sobre extensas superficies ennegrecidas por humedad acumulada, las manchas de herrumbres en rejas y cerraduras, y por inmuebles cerrados pero luego olvidados por muchos propietarios que tardan en regresar.

Tal panorama es de consecuencias peores, una vez hallados los restos de expropiaciones revolucionarias, o de negocios cerrados por falta de clientes o mercancía, o simplemente por ausencias forzadas. Allí, el panorama es de cadenas y candados, telarañas y parásitas silvestres que invaden lugares de anteriores fábricas, centros comerciales, fincas, hoteles, balnearios, todos desaparecidos cuando aún ofrecían bienes y servicios de interés general.

A quien no está enfermo de fanatismos, ni con deseos de hacerse año a sí mismo, le ha costado entender tanta destrucción extendida y prolongada, cuando se carece de rastros en la sangre del gen suicida en el ADN. Sin embargo,  para acabar la pesadilla de la tiranía aún queda gran apego popular a mejores sueños, incluyendo la determinación anticomunista de la compra de una “Casa Bella para ti” según joropo escrito por Germán Fleitas Beroes, y música de Juan Briceño Zapata, con el que cierra Rafael “Pollo” Brito los Saldos de hoy. Buenas tardes.

https://youtu.be/2OyStUbm6lk

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

https://youtu.be/9mx5_BnBHjE

> El artículo adosado forma parte de“SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal,  https://youtu.be/9mx5_BnBHjE o en  https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/2019/05/huellas-indelebles.html



blog comments powered by Disqus