La libertad de expresión en Venezuela muere lentamente y todos perdemos

Fecha: 04-05-2016 08:32 AM

Candado libertad prensa

Dalia Gutierrez*

Este martes 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Expresión, fue una fecha propicia para que la prensa en general protestara de manera enérgica por la falta de este derecho humano que cada vez coarta más el gobierno venezolano mediante diversos mecanismos.

Un derecho humano que no es exclusivo de la prensa, eso hay que explicarlo muchas veces porque algunas personas creen que cuando se habla de libertad de expresión se refieren a un derecho exclusivo de los periodistas, ni siquiera de los medios de comunicación, sino de los periodistas y no es así. Se podría considerar como un derecho fundamental para la humanidad, lo que sí es preciso es que son los periodistas, en alguna medida, los garantes o vigilantes de que en efecto ese derecho sea respetado por los gobernantes en particular.

Sin duda la libertad de expresión en Venezuela en este momento está más afectada que nunca y no se trata del cierre de un medio de comunicación social, ha sido un ataque sistemático del gobierno hacia los medios privados en particular, pues en el ámbito público, este gobierno socialista mantiene una hegemonía comunicacional que también ha sido denunciada, pues todo indica que la intención es reducir al máximo la participación de la libertad de expresión, ahorcarla, liquidarla y con ella a sus actores principales.

 Pese a las acciones del gobierno contra la prensa libre e independiente en los últimos 17 años  en que ha desaparecido un significativo número de periódicos, estaciones de radio, canales de televisión, revistas y otras publicaciones, los propietarios de los medios independientes y periodistas no pueden hacer más nada que denunciar  y sobrevivir como se pueda. Se reduce el número de páginas del periódico, la tristeza nos invade cuando se habla de los últimos días de un diario, los periodistas son agredidos por presuntos agentes del gobierno nacional, con el silencio complaciente de otras autoridades nacionales.

Ante esa situación la protesta por parte de los comunicadores es la que se impone a diario. La denuncia permanente de los periodistas, pero los dueños de los medios parecieran quedarse resignados, el gobierno los aprieta hasta que los asfixia y mueren. Y muere con esos medios el derecho del ciudadano a estar informados, el derecho del medio a informar, los periodistas pierden su derecho al trabajo y el país pierde su libertad de expresión. 

*Periodista. Miembro de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus