La oposición siente miedo, pero el Gobierno tiene terror

Fecha: 13-03-2017 11:05 PM

Luis z maduro

Por Luis Zambrano

La cresta del gobierno también es presa  del miedo y la angustia porque están conscientes del daño que le han hecho al  país y al final del cuento no se van a salir con la suya, pero mientras tengan vida política aplicarán al oponente toda la carga del terror como instrumento de dominación.

Sobre el tema del miedo como arma política se han escrito millones de terabytes. Un Terabyte (TB), equivalente a un billón de bytes, algo así como un billón de libros. Con ello quiero significar que en las actuales circunstancias  debemos  estar conscientes que nuestros opresores apelarán a esta herramienta de  gran poder psicológico a fin de  aterrorizarnos antes de pensar en salir a apoyar una manifestación  o, a expresar nuestras ideas por la grave violación a los derechos humanos, que es innegable está ocurriendo.

Las dictaduras son expertas en la aplicación del miedo, o el temor. Los ejemplos están a la vista, el Chile de Pinochet, la Cuba de Fidel Castro, la Venezuela de Gómez y de Pérez Jiménez, la Alemania de Hitler, etc. El periodista Xabier F. Coronado en un excelente artículo escrito en http://jornada.unam.mx/info/ 30/10/11;  expresa: “Las consecuencias del miedo son muy diversas; van desde superación y aprendizaje, hasta pérdida de voluntad y sometimiento. Una exposición continuada a los estímulos que causan miedo puede generar cambios en la conducta y en el funcionamiento mental y fisiológico de las personas.

El miedo, además de poder ser real o imaginario, se sufre de manera individual o colectiva. Las reacciones descritas cuando son experimentadas en grupo se potencian. En consecuencia, si la respuesta es de superación o defensa, pueden generar movimientos revolucionarios o de resistencia social; pero si la reacción es de bloqueo, puede dar lugar a una caterva de individuos sometidos y atemorizados. Un tema relevante de nuestro tiempo es la inducción al temor como modelo social que disgrega, paraliza y subyuga”

¿De cuáles cosas tiene miedo la cúpula del gobierno Castro -chavista?. Su principal temor es medirse en unas elecciones libres porque sabe que perdería por paliza. Hace pocos días experimentó otra dosis de miedo. El vicepresidente no quiso ir a la Asamblea a ofrecer su balance anual de gestión. Se fue al Tribunal Supremo a descargar los megabytes de mentiras las cuales no pasarían si hubiese ido al a la Asamblea Nacional donde constitucionalmente está obligado a presentarse.

Así mismo, otros altos funcionarios civiles y militares le tienen miedro a la DEA y al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. El gobierno también tiene miedo de una revuelta social como el “caracazo” y por eso trata de engañarnos con los llamados CLAPS y los dirige a las zonas deprimidas para evitar un desborde. Maduro  ha descargado su ira contra Macri y Pedro Pablo Kuczinsky, quienes apoyan la aplicación de la Carta Democrática,  en cambio a Trump lo trata dulcemente.

Los jueces sufren el miedo del efecto Afiuni y los militares se ven en el espejo de Baduel. La población en general es presa diaria de la falta de medicinas, la comida y el hampa que deja su estela de muertos, solo el año pasado hubo 28500 víctimas. En este contexto  el miedo está repartido.

Quizás el miedo de la oposición es cargar con las posibles víctimas generadas por una arremetida de los grupos armados del gobierno al sitiar por  semanas con un millón de personas la plaza Venezuela, exigiendo el derecho a unas elecciones libres y limpias. Por ello se ha apegado a la vía del diálogo aun cuando su contendor es tramposo al punto de querer dividir incluso a la iglesia venezolana, haciendo ver que el papa es comunista y está de acuerdo con la revolución. No es descabellado señalar que si la oposición puede sentir miedo el gobierno está aterrorizado.

*Miembro de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus