La prensa en Venezuela está entre el acoso y el ventajismo oficialista

Fecha: 18-11-2015 08:02 PM

Otero  teodoro y ravell

Dalia Gutiérrez (*)

La decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  el pasado martes 10 de noviembre de 2015, de solicitar medidas cautelares  de protección para los editores Teodoro Petkoff, del ahora, semanario Tal Cual; Miguel Otero Silva, de El Nacional; Alberto Federico Ravell y su hija Isabel Cristina Ravell, del portal informativo, La Patilla, demuestra el acoso constante del gobierno de Venezuela a la prensa independiente.

Reconoce la CIDH que esos directivos “se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, toda vez que sus derechos estarían amenazados y en riesgo”,  por lo que la  Comisión instó a Venezuela a tomar medidas cautelares para proteger a los mencionados editores, que además enfrentan amenazas y demandas por parte de altos funcionarios del gobierno venezolano, lo que, por suerte, ya evidenció este organismo internacional.   

La Comisión se enfrenta de esta manera al Estado venezolano toda vez que es ese Estado, a través de sus altos personeros y organismos judiciales, los que han ejercido presiones, hostigamiento y acoso sobre los representantes de  esos medios de comunicación, que lejos de plegarse a la hegemonía comunicacional del gobierno, han denunciado y replicado información contraria a los intereses políticos de representantes gubernamentales.

Las presiones sobre esos medios  las realiza el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, hombre de poder en Venezuela, quien demandó por difamación a los editores de Tal Cual, El Nacional y La Patilla, al replicar en sus respectivos medios de comunicación, investigaciones publicadas  en el diario español ABC y otros periódicos extranjeros, sobre la vinculación del mencionado funcionario con el narcotráfico.

El Estado venezolano, ha  acosado y hostigado a representantes de los medios de comunicación por mucho tiempo y otra muestra de ello es que hace unos meses la juez  María Eugenia Nuñez impuso prohibición de salida  del país a 22  directivos de Tal Cual, El Nacional y La Patilla, lo que impidió que Teodoro Petkoff, editor de Tal Cual, recibiera en España el premio Ortega y Gasset en la categoría Trayectoria Profesional.

El periodismo en Venezuela enfrenta una situación preocupante desde que se instaló el régimen socialista. La prensa libre e independiente no se ha plegado a ese régimen que limita de manera constante no solo la libertad de expresión, sino el ejercicio de la libre profesión y el derecho consagrado en la Constitución que tiene la población de recibir información.

Ventajismo oficial

Aunado a las acciones de acoso del régimen que originaron el cierre de diferentes medios de comunicación; hostigamiento a profesionales de la comunicación por parte de funcionarios gubernamentales y las limitaciones para adquirir la materia prima para editar periódicos, los comunicadores enfrentan otra modalidad del régimen como es el ventajismo oficialista a través del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a un mes del próximo proceso electoral, mediante los medios de comunicación social del Estado, según refleja el informe del mes de octubre de la ONG, Expresión Libre.

“Esta situación ilegal, la cual lleva aparejada un sesgo ideológico y propagandista que excluye la participación de los opositores y sólo los menciona para demonizarlos, se ha presentado en cada oportunidad de comicios nacionales. Es más evidente en los medios audiovisuales, pero abarca también los medios impresos costeados con dinero del Estado, como ocurre con “El Correo del Orinoco” y  “Ciudad Caracas”, financiados por la Alcaldía de Libertador, con sus distintas versiones regionales”.

(*) Miembro de la directiva de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus