Lisbeth De Cambra: “Hoy celebro, el compromiso, la mística, el honor y la ética”

Fecha: 30-07-2015 06:06 PM

Lisbeth oradora 2

 

El Cabildo Metropolitano de Caracas realizó este jueves un homenaje a los profesionales de la comunicación con una sesión especial en conmemoración del Día Nacional del Periodista, en la cual se reconoció la trayectoria de un grupo de comunicadores que día a día ejercen su labor con vocación, compromiso, ética y profesionalismo.

 

El presidente del ente edilicio, Concejal Metropolitano, Alejandro Vivas, resaltó la importancia de los comunicadores y su contribución a la defensa de la democracia, especialmente en la coyuntura que vive el país,  “los periodistas se han convertido en la voz de todos los venezolanos, en la voz de los ciudadanos que necesitan expresar sus angustias, que necesitan manifestar  sus necesidades y es allí donde están los periodistas, aún cuando cada vez es más difícil ejercer esta profesión”, destacó.

 

Homenaje a los privados de libertad

La oradora de Orden del importante acto fue la periodista Lisbeth De Cambra, secretaria general del CNP Distrito Capital quien inició su intervención “haciendo honor a todos quienes hoy están privados de libertad por hacer uso de su Derecho constitucional de expresarse y de opinar”.

- También quiero hacer honor al  Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, preso por pensar distinto. A siete venezolanos juzgados, perseguidos y detenidos por expresarse en 140 caracteres:  Abraham David Muñoz (@AbrahamDZ), Daniely Benítez (@pretinha76), María Magalys Contreras (@marletmaga), Ginette Hernández , Lessi Marcano (@Hiipolita), Víctor Ugas (@VictorUgas, la cuenta ya no está activa), Inés González Árraga (@InesitaTerrible), Leonel Sánchez Camero (@AnonymusWar) . A Leopoldo López y a Daniel Ceballos. A todos los quienes por decir en voz alta lo que piensan han sido privados de libertad, y a quienes cada día caen en esta situación de aparente paz, que roba muchos sueños y trunca muchos futuros producto de la inseguridad y de la intolerancia. Quiero también rendir honor al ahora semanario Tal Cual, y a El Correo del Caroní en su última semana como diario.

Hoy quiero con este discurso humilde y sentido, reconocer a quienes han seguido dando información veraz y oportuna a los venezolanos a pesar de las adversidades, a quienes aportan con sus notas, reportajes, informaciones, tuits y mensajes, realidades de un país sumido en la agonía y el suplicio diario que representa abastecer los hogares, resguardar las vidas y mantener la esperanza de un futuro mejor, Los Periodistas.

“Una Noticia que se da de rodillas no hace más grande el hecho… solo muestra la mitad de una verdad!”

No conozco profesionales de la información más valientes que los venezolanos, no conozco periodistas más arriesgados que los que aquí hacen posible la información. No conozco reporteros mas creativos en el ámbito de las coberturas que los nuestros, todos, sin importar el medio de comunicación para el que trabajen, si son independientes o corresponsales. Hoy celebro eso, el compromiso, la mística, el honor y la ética. Hoy celebro el ingenio, el emprendimiento en materia informativa, las ganas de decir las cosas, las ganas de transmitir los hechos y de decir la verdad.

Nos tocó el reto de luchar para informar, dejamos de ser famosos para ser útiles, dejamos de ser ídolos para ser servidores públicos, y algunos dejamos de ser solo gremialistas para entendernos como defensores del derecho de los Periodistas a informar y el de la gente a estar informada. En Venezuela el periodismo se convirtió en una profesión arriesgada, hasta peligrosa, ustedes lo saben.  Ejercemos un periodismo de guerra en aparente paz.  Pero como no todo es malo,  este momento duro y hostil nos permitió aprender a ver más allá de la mirada de nuestros entrevistados, nos convertimos en la voz de quienes hacen colas, de quienes deben buscar medicamentos en cadenas de twitter, de quienes lloran por la sorpresiva perdida de un familiar… o de quienes pisando una obra de arte de Carlos Cruz diez en Maiquetía dicen hasta luego a su amada Venezuela para aventurarse a lo desconocido a cambio de tranquilidad, estabilidad o resguardo. Hoy quienes continuamos en esta realidad desigual y turbia, pero pasajera, aprendimos que el compromiso viene con la V de Vida, de Valores, con la V de Valentía, con la V de Venezuela, y muchos seguimos sin entender la frase: “El último que apague la luz”.

Hoy a pesar de nuestras diferencias, los periodistas estamos más unidos que nunca, somos un gremio con menos papel periódico, pero con más ganas de informar. Con mas leyes que restringen, pero con mas creatividad para decir las realidades que interesan a la gente. Con mas limitaciones, pero con más compromiso, credibilidad y respeto de y por la gente.

Por eso no debemos olvidar algunas frases importantes:

> Que el instante más oscuro es siempre el de justo antes del amanecer.
Que nada es para siempre y que la luz se come a la oscuridad. 
Que quienes hoy pretenden callarnos, mañana van a querer declararnos.
Que la verdad es una sola, nunca es complaciente y a veces es molesta.
Que jamás a ningún gobierno le ha gustado el periodismo, porque es crítico.
Que el mundo da vueltas todos los días… hoy estamos abajo, pero mañana estaremos arriba, es solo cuestión de tiempo.
Que si no nos dejan informar en los medios… lo vamos a hacer en las plazas o en los semáforos, porque informar es un deber.
Que los Derechos no se negocian… se exigen y se defienden;
y que quienes creen que somos la caperucita y ellos son el lobo… no se saben el verdadero final de la historia, en el que el lobo termino PRESO por lesa humanidad! 

Tengo la suerte de ser parte de esa especie, que contrario a lo hegemónicamente previsto, no está en extinción en Venezuela, se ha multiplicado, porque ahora de cada 10 graduandos de bachillerato, 3 quieren ser periodistas y 2 lo van a lograr. Tengo la suerte y el compromiso de ser la garante de la Ley del Ejercicio del Periodismo, como parte del CNP, para defender la Libertad de Expresión y el ejercicio del periodismo profesional en Caracas, así como el derecho de los ciudadanos a ser y estar informados Veraz e íntegramente. Por eso, y siendo una periodista instructora prestada la defensa de sus derechos les  agradezco con infinita humildad, el haberme permitido ser parte de eso que ustedes hacen tan bien, el periodismo venezolano. Porque cuando uno mira para atrás y recuerda que uno se graduó ya grande, que le toco un momento duro, y que todo se veía color de hormiga, tiene que ser agradecido con los colegas que lo eligieron para defenderlos, con la gente que defiende al igual que uno a los periodistas, con quienes honran este trabajo gremial que es mas de ustedes que mío, y con Dios principalmente, por ponerlos en mi vida para aprender tanto de cada uno.

Muchas gracias, Dios los Bendiga, y recuerden que “una Noticia que se da de rodillas no hace más grande el hecho… solo muestra la mitad de una verdad!”

Lisbeth De Cambra  //  Caracas 30 de julio 2015



blog comments powered by Disqus