“Los espero en la bajadita” de la Colina

Fecha: 24-08-2017 09:48 AM

Dalia agosto

 

Por Dalia Gutiérrez (*)

“Ya les llegará su momento”,  “Me la van a pagar”, “Los espero en la bajadita”  son frases que claramente denotan una amenaza velada y clara en contra de alguien y en este caso nada más y nada menos que la intimidación del sátrapa de Nicolás Maduro contra las televisoras privadas Venevisión y Televen.

Y ese reto no es para meterlo en saco roto, no es para decir “¿tú crees que se atreva?”, no, claro que se atreve y mucho más. La mejor muestra es la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), cuando hasta el último momento muchos opositores con la quijada en el piso comprobaron que Maduro sí instaló ese bodrio que, si los venezolanos se lo permiten, instaurará un régimen comunista con todas las de la ley. 

En el régimen conocen el poder que tiene la televisión como medio masivo de comunicación y muy recientemente esos canales privados se han permitido transmitir acciones represivas en contra de la oposición venezolana, pero además osaron no pasar todo el día transmitiendo en vivo las “grandes colas” de personas para votar a favor de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Eso fue suficiente para que la misma presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, considerara necesario que los medios de comunicación social le dieran más cobertura al proceso electoral al comentar: “Yo los invito a que dediquen más espacio a este proceso”, que se llevó a cabo el 30 de julio y que dio como resultado la ANC, según el reporte del canal extranjero NTN24. 

Maduro ese mismo día amenazó, despotricó y acusó a los dos canales de televisión de “terrorismo mediático” y fue más allá al pedir explicaciones públicas “a los  a los dueños de Venevisión y Televen, ¿Están comprometidos con la Constitución y la democracia o tendremos que tomar decisiones severas con ustedes?", afirmó en un evento en el CNE.

Así que con las dos “advertencias” le enviaron un mensaje claro a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), por lo que este organismo procedió y les abrió un proceso sancionatorio previsto en la Ley Resorte (Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión) a las dos plantas televisoras, porque no hicieron una “cobertura al proceso electoral de la ANC”.

Claro Maduro y todos los demás integrantes del régimen se atreven a dirigirse así, de esa manera amenazante, porque saben que las algunas televisoras y un número significativo de estaciones de radio, se encuentran en este momento sin concesión, en particular los canales de televisión privada, porque al gobierno simplemente no ha querido hacerlo para mantener bajo chantaje a esos medios de comunicación. La concesión de Venevisión se vence este mismo año y la de Televen el próximo año. Esto significa que tiene tiempo para utilizar con ambas plantas de televisión el chantaje porque están muy cerca a vencerse el permiso.

Lo que significa que en cualquier otro momento estos dos canales de televisión podrán ser víctimas de la decisión del gobierno que insiste en que el espectro televisivo le pertenece al Estado y por ello tienen que someterse a los caprichos de las decisiones del régimen y obviar las normativa vigente en esa materia, incluso la más reciente reforma de la Ley Orgánica de Comunicaciones realizada por la Asamblea Nacional con la cual se garantiza que no habrá más chantaje a las televisoras. 

(*) Miembro de la directiva de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus