Los sucesos no aparecen en VTV

Fecha: 10-10-2006 12:00 AM

En el pasado reciente, el canal del Estado fue emblema en el reporte de historias sobre crímenes, pero la cobertura cotidiana de la fuente policial ha estado ausente del noticiario durante los últimos siete años.

Andrea Daza Tapia

"Probablemente Venezolana de Televisión haya pecado de omisión. Y creo que es buena la oportunidad para que repensemos ese tipo de coberturas", reflexiona desde su despacho Jesús Romero Anselmi, actual presidente de la principal televisora estatal.

Romero Anselmi reconoce así la ausencia de información diaria de Sucesos en el canal ocho, otrora emblema en la cobertura de historias criminales. La afirmación tiene un peso específico ahora cuando el desempeño del gobierno en materia de seguridad es calificado de forma negativa por simpatizantes y opositores, y cuando las cifras oficiales, hechas públicas por el propio ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón, indican que, entre 1999 y 2005, ha habido 60.000 homicidios en Venezuela.

¿Que los de Sucesos no sean temas que el noticiario del canal del Estado sigue diariamente es una decisión tomada por su directiva, bajo lineamientos directos del Ejecutivo? El presidente de VTV: "Nunca ha habido una línea, y estamos dispuestos a recuperar esa cobertura. En principio porque está sucediendo y sería tonto no aceptarlo, sería autocensura. Tal vez se han jerarquizado otro tipo de noticias, en especial al ser tan estridente el tratamiento que le dan los medios de comunicación privados", justifica.

Durante, al menos, los últimos siete años Venezolana de Televisión no ha tenido un reportero asig nado a Sucesos. El noticiario sí ha transmitido informaciones sobre casos inocultables, en particular durante 2006, pero con el foco puesto en la fuente oficial.

"En los tiempos inmediatos, VTV ha estado más o menos presente en la cobertura de algunos sucesos importantes, pero no como una cosa fija", vuelve a reconocer Romero Anselmi. "Cuando hay un hecho noticioso, nadie puede sacarle el cuerpo".

El asesinato de los tres estudiantes en el barrio Kennedy de Caracas, los secuestros y homicidios de los niños Faddoul y su chofer Miguel Rivas, y del empresario Filippo Sindoni, así como la muerte de una médica cubana a manos de un delincuente se transmitieron por el canal del Estado, con el ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón, como vocero principal (en varias emisiones el único), y recibieron la atención del primer mandatario en su programa dominical,
Aló, Presidente ."El caso Faddoul no se cubrió porque el Presidente lo hubiera nombrado", dice, sin embargo, Romero Anselmi. "Se le hizo el seguimiento oportuno. Los otros medios trataron de aprovechar el te ma, para levantar cargos contra el gobierno. El canal que más cobertura le ha dado al caso Kennedy es VTV, desde que el ministro del In terior señaló la posibilidad de que los implicados fueran funcionarios policiales hasta el momento de la sentencia", defiende.


Los años duros
"Alexis Rosas... La Noticia ". La frase pronunciada por el reportero solía ser la culminación de una historia dura de Sucesos.

Entre 1984 y 1991, Rosas estuvo, como periodista del canal del Estado, tras la pista de sonadísimos casos criminales, como el del triple homicidio de Mamera (perpetrado por el cabo Ledezma, de la Policía Metropolitana), hasta que dejó sus funciones para dedicarse a la actividad parlamentaria.

En la emisión estelar de La Noticia
, Rosas fue el responsable de la sección Expedientes Judiciales, que le permitió hacer seguimiento a historias que encontraba en la cobertura diaria.

Así que el periodista nota los cambios. "Venezolana de Televisión, más que un canal del Estado es un canal del gobierno", sentencia. "Eso ha sucedido por la permanente guerra de los otros medios. Se elimi nó la fuente de Sucesos en los medios del Estado para no darle beligerancia a la situación delictiva que estamos viviendo", reflexiona. "No comparto ese criterio.

Echar tierra debajo de la alfombra no disminuirá los homicidios". "En ese entonces, la fuente en VTV fue muy contundente, con unos reporteros que hicieron una labor extraordinaria. Lograron metas de información importan tes como en el caso Mamera. Realizaron investigaciones basadas en la fuente judicial y policial. Tengo que dejar claro que no fue una cobertura amarillista, tan característica de los sucesos en Venezuela, en especial en la televisión", admite de nuevo Romero Anselmi.

Ricardo Matheus, reportero del diario 2001, trabajó durante 12 años en la televisora estatal y estuvo asignado a Sucesos después de Rosas. Luego ascendió a gerente de prensa: "Cubrimos la inundación del río El Limón en 1987, la explosión de los carros bombas en el CCCT en 1994, y así muchas historias con todos los detalles".

Sobre la línea informativa de entonces, Matheus explica: "Lo único que se guardaba era la majestad del Presidente. Lo cubría el reportero de Palacio como parte de sus actividades normales".

Rosas recuerda mayores obstáculos: "Investigamos mucho el asesinato del abogado Juan Luis Ibarra Riverol, que involucró a funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar. Él, con el comandante Luis Alfonso Godoy, hizo denuncias sobre corrupción en las Fuerzas Armadas. El día que lo mataron tuve en exclusiva a Godoy. Denunció a tres ex ministros de la Defensa como autores intelectuales del crimen". Este material iba a transmitirse por VTV. "Mi sorpresa fue que desde el canal mandaron la información a Miraflores y de allí al Ministerio de la Defensa. La vetaron. Hubo mucha censura en aquellos tiempos". Por suerte, Rosas pasó el testimonio a sus colegas y sacó la información por la prensa: "Pudimos hacer el trabajo". Sin embargo, los episodios de censura no hicieron desaparecer la cobertura diaria de estas historias.


¿Quién fue?


No se pudo determinar en qué momento se tomó la decisión de eliminar la fuente policial del canal ocho. Maripili Hernández, presidenta de la televisora entre 1999 y 2000, dice no ser responsable de esa decisión: "Nosotros sí cubríamos Sucesos", defiende. "Recuerdo que al llegar, se tenía la instrucción del gobierno anterior de no cubrir esas informaciones. De inmediato la revoqué y se empezó a reportar como se hace en cualquier otro canal". Fernando Miralles, presidente de la planta antes de Hernández, refuta: "Eso es falso. Durante mi estancia, desde 1995 hasta el cambio de administración, el canal ocho actuó con total independencia. Teníamos los tres noticiarios y nunca suprimimos Sucesos. De hecho, una vez el presidente Caldera me dijo que atacábamos al gobierno por el canal".

No fue posible obtener declaraciones de Blanca Eckout ni de Vladimir Villegas, presidentes de VTV entre 2003 y 2005.

En descargo, Romero Anselmi comenta: "Asumí la presidencia tres semanas antes del golpe (el 11 de abril de 2002). Después regresé y con el paro fue más crítico. VTV tenía la obligación de dar una respuesta a la sociedad. Son cosas que nos sacaron de la cobertura tradicional. El canal estaba destinado a responder como canal del Estado, porque el Estado es un ente político. La inseguridad existe. Pero también existe el abordaje para obtener repercusiones políticas".


Con la colaboración de Mayelin Albornoz.
Lo dijo el Presidente
Aló, Presidente No. 227
03/07/2005 Asesinato de estudiantes en barrio Kennedy "Prefiero quedarme sin el Cicpc y sin la DIM a tener asesinos en la calle (...) y continuar con una policía sin humanismo ni conciencia (...) Los funcionarios implicados son criminales con carnet que matan a la gente dos veces, porque después convierten al muerto en atracador y en drogadicto".


Aló, Presidente No. 252
09/04/2006 Homicidio Faddoul y Rivas: "Con el abominable asesinato de los hermanos Faddoul y de Miguel Rivas estamos en presencia de uno de esos actos que desdicen de la condición humana de los autores, situación por cierto ante la cual sociedades y gobiernos de cualquier nación están inermes".


Aló, Presidente No. 261
03/09/2006 Asesinato de médica cubana, Raquel de los Ángeles Pérez: "Yo le voy a pedir a todo el pueblo, a todas las comunidades, a los alcaldes, a los gobernadores, a los partidos políticos, a los liderazgos sociales, a los comandantes de la guarniciones militares, que cuidemos a estos hermanos de Cuba, que los cuidemos un poco más, que nos cuidemos todos".



Lo dicen los televidentes
"Veo VTV desde el momento en que el Presidente les quitó la máscara a los medios asesinos. Nosotros despertamos a la verdad, mija. Ya uno no puede creer en los medios ni en los periodistas, sólo en los del ocho. No veo los demás canales, no me interesa enterarme de los sucesos. ¿Para qué? ¿Para ponerme más nerviosa y llenarme la cabeza? Yo monitoreo los canales golpistas cuando tengo ganas de recibir un poquito de esa información de Sucesos y lo que hago es asustarme, los canales transmiten pura violencia. No me siento insegura porque el gobierno está trabajando para solucionar los problemas".


Miriam Margarita Bolívar
"Veo VTV desde que está el Presidente. No recuerdo que cubran esa fuente. Para ver lo que está pasando pongo otros canales. No por mí, sino porque uno tiene familia en otros lados y quiere saber cómo están las cosas en el interior, aunque a veces no me guste lo que dicen. No me siento segura para nada. Y eso no me lo dijo nadie, eso lo he visto. Yo vivo en Las Adjuntas y eso es a toda hora el azote. Allá no sólo te roban, sino que te violan, te secuestran y te matan si no consiguen lo que ellos quieren. Ni siquiera puede estar uno en ningún lado como estamos ahorita aquí hablando. Yo estoy mosca porque nos pillan y nos atracan".


María Teresa Adamy "Veo VTV desde hace mucho tiempo. Sí, me acuerdo de esos grandes reportajes de Sucesos. Pero creo que abandonaron esos temas para no alarmar a la gente. Yo veo, en la misma cantidad Venevisión y RCTV para ver qué es lo que hablan. Me siento más inseguro en 15 y último o en las festividades porque es cuando los malandros se alborotan más. Ando mosca y pendiente con la delincuencia. Antes de irme, si he hecho platica en el día, me la meto en el interior o en las medias. Yo vivo en los Magallanes y, a veces, cuando la camionetica se tiene que desviar por la cola, veo que la gente le pide al conductor que no se meta por la avenida Sucre por la inseguridad que hay ahí. Creo que todo el mundo se siente inseguro".


Antonio Ortiz
"Sí veo VTV, sobre todo La Hojilla. En el ocho tratan de no ponerse amarillistas como en los otros canales. Veo el cuatro y el dos para informarme de los sucesos. Porque para estar informado uno tiene que ver al bueno y al malo. También leo Últimas Noticias y El Universal. Me siento bastante inseguro. Estoy pensando en irme de Caracas. Hoy venía por El Valle y le cayeron a tiros a una señora en mis narices. Hay demasiada inseguridad, yo arreglo mi rancho y me voy".


Víctor Parada


Un país versus un país
"Este gobierno ha invertido mucha plata en el tema de la violencia, aún sin obtener resultados exito sos", introduce Maryclen Stelling, coordinadora del Observatorio Global de Medios de Venezue la. "Por lo tanto, las fuerzas de oposición y las de gobierno hacen un manejo político-electoral de ella. Se trata de una batalla simbólica".

Aunque no es experta en medios estatales, ha dirigido investigaciones importantes centradas en esta materia: "Los medios de oposición participan casi como partidos. Hay una vía de ataque, porque la violencia es el flanco débil del gobierno. Del lado de los medios oficiales es probable que exista una línea de no registrar sucesos, porque tampoco se hace en Radio Nacional de Venezuela", donde tiene dos programas semanales. Stelling contempla dos posibles causas para esta omisión, una ética y otra, política: "Está comprobada la relación de causa y efecto multiplicador que genera en la ciudadanía la violencia representada en los medios.

También puede haber una línea trazada desde arriba: no prestarse al juego de la oposición. Un factor político determina la cobertura de los medios, dependiendo de su postura". En el Centro de Investigación de la Comunicación, adscrito a la Universidad Católica Andrés Bello, llevan, por otra parte, una línea de investigación de las representaciones de la pobreza en los medios de comunicación. Leopoldo Tablante, encargado de esta veta temática, adelanta: "De acuerdo con nuestro análisis, casi todas las unidades redaccionales que reflejan el problema de la pobreza en Ve nezuela fluctúan entre catástrofes naturales y notas de Sucesos. Los espacios más violentos de la televisión son los segmentos de Sucesos de los noticiarios de las estaciones privadas de señal abierta: Venevisión y RCTV". Bajo su tutoría, en 2005 las periodistas Marjorie Dugaro y Lía Lezama realizaron una comparación entre el noticiero de RCTV y el del canal ocho. Una de sus conclusiones fue la siguiente: " La Noticia de VTV presenta a un país que funciona y en donde no impera la inseguridad, frente a El Observador de RCTV que se empeña en mostrar una Venezuela que no funciona como consecuencia de la falta de acción policial y de la impunidad reinante. Por ello, las personas pobres que aparecen en el canal ocho no son afectadas por la violencia de las calles reflejadas por el canal dos, donde cada día roban o matan a los habitantes de los barrios y de las zonas aledañas". Por esto, Stelling se pregunta si las personas que ven el canal del Estado, "prenden otros canales para ver violencia", o si se han acostumbrado a las informaciones sin ella.


blog comments powered by Disqus