Ni presos políticos ni de la oposición ni tampoco libres 

Fecha: 05-06-2018 11:42 AM

Dalia presos

Por Dalia Gutiérrez (*)

Cuando muchos creían que la situación económica y política en Venezuela podía, sino solucionarse por lo menos si distenderse, y más aún luego del show presentado con Nicolás Maduro, resulta que la verdad supera cualquier expectativa positiva. Se impone tanto esa realidad que regresamos a la realidad para constatar que seguimos en un punto muerto. No hay avances, no visibles, no pronto.

La tan esperada libertad de los presos políticos, sirvió para una gran puesta en escena para Maduro. No sabemos si lo sabía o no, es muy probable que sí,  pero de esos 39 “presos políticos”, por lo menos 20 no eran presos por razones políticas. Aunque sí relacionado con lo político, pues estos, según el colega Román Camacho, fueron los que atacaron en Catia, una caminata donde iba el candidato Henri Falcón, acompañado del diputado y colaborador Teodoro Campos, quien casi pierde la vida en ese recorrido.

En algunos casos, los liberados no estuvieron ni cerca de las víctimas de la Guardia Nacional Bolivariana y Policía Nacional Bolivariana. Una de esas personas era una mujer a la que entrevistaron en televisión y dijo, sin el más mínimo pudor que estaba presa por extorsión desde Semana Santa de 2017.

Otra mujer liberada con el beneficio de los presos políticos es Angelis Quiroz, una abogada vinculada a una estafa con vehículos de La Venezolana en el año 2015. De ella supimos de gente vinculada que su padre y hermano huyeron del país, pues también estarían relacionados con la presunta estafa de los vehículos del Estado, por cierto, tanto ella como su padre pertenecen al partido oficialista.  

De acuerdo con Camacho, otras nueve personas estarían vinculados a diferentes delitos y de esa gran lista de 39 realmente solo diez son verdaderos “presos políticos”, a quienes liberaron con medidas cautelares y prohibición de salida del país, de los más emblemáticos: Daniel Ceballos y el general Vivas. Este último al salir de la Casa Amarilla, donde los chavistas hicieron el show, acompañado de su hija y un bastón, dijo en voz alta: “abajo la tiranía, viva la libertad”, que se escuchó y vio,  gracias a un periodista que reportaba la información cuando él pasaba.

Según Alfredo Romero, director del Foro Penal, ellos tienen registrados un total de 357 “presos políticos”. De ellos se habla de 307 hombres, 50 son mujeres y tienen 12 menores de edad. De ese total sólo 23 están formalmente condenados, 58 están bajo arresto domiciliario y 12 tienen boleta de excarcelación desde hace meses, afirmó Romero. Pero que las autoridades correspondientes no las respetan, hacen lo que les da la gana. La anarquía se impone en todo el Estado.

La verdad no podemos considerar que hay liberación de presos políticos como tal. Al general Ángel Vivas nunca debieron ponerlo preso por su edad, superaba los 70 años cuando lo detuvieron, luego está Daniel Ceballos quien ya tenía casa por cárcel, pero a raíz de la fuga de Antonio Ledezma, le volvieron a encarcelar. Pero a los pocos que liberaron lo hicieron con medidas cautelares, es decir con régimen de presentación una vez al mes, Ceballos tiene prohibición de salida del país y prohibición de declarar a la prensa o escribir por las redes sociales. Estar libre sin poder expresarte no es libertad, sin poder trasladarte a donde quieras, tampoco es libertad. 

De manera que una vez más el sátrapa de Maduro miente. Miente con descaro. Pide que dejen de imponer la violencia, que basta de intentonas de golpes de Estado, cuando todos sabemos de dónde brotó la sangre que enluta a Venezuela. Creerá que puede engañar a los venezolanos, pero no los engaña, tampoco a los países que hoy en día apoyan una solución que ponga fin a la dictadura de Maduro.

(*)Miembro de la directiva de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus