PAZ

Fecha: 07-02-2008 11:30 PM

Eduardo OrozcoCada día aumenta la preocupación sobre el discurso presidencial en relación a Colombia. Lo que al principio fueron, para algunos, impertinencias típicas de un buscapleitos, ahora aparecen como amenazas reales que hay que tomar muy en serio. Es, sin duda, una situación compleja con implicaciones geopolíticas que el Presidente asume desde su perspectiva “anti-imperialista”. Pero también es una herramienta para detener su deterioro político interno y, eventualmente, evitar una derrota en las venideras eleciones de alcaldes y gobernadores. La tesis del conflicto podría ser desarrollada hasta el extremo de crear en Venezuela un Estado de Conmoción que le permita al Gobierno suspender las elecciones programadas para noviembre. Fundido el motor de la Reforma Constitucional empieza a pedir pista.



blog comments powered by Disqus