Periodista formalizó denuncia de amenaza de muerte

Fecha: 17-06-2014 11:30 PM

Vicelyz Fadul

Valencia, 17 de junio de 2014-. Este martes, la periodista venezolana Vicelyz Fadul asistió al Ministerio Publico en el estado Carabobo en compañía del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) seccional Carabobo y el Colegio de Abogados para formalizar ante las autoridades denuncias de ataque, amenaza, hostigamiento y persecución en su contra.

“Solicité una medida de protección que garantice mi derecho a la vida y se investigue quien o quienes están detrás de las amenazas que estoy recibiendo”, acotó.

La vivienda de la periodista Vicelyz Fadul fue atacada con piedras el pasado domingo 15 de junio de 2014 aproximadamente a las 6am según denunció a través de su cuenta twitter @vicelyz.

Presuntas personas contrarias a las denuncias que viene realizando dejaron mensaje amenazando “esta vez fueron piedras, la próxima serán balas. Así que cuídate Fadul, si no quieres que tú y tu familia sufran, ya estás avisada, si sigues en tus actos denunciando mentiras contra la revolución, no habrá quien te ayude".

En fotos que muestra en varios de sus tweets, se captan piedras que habrían roto los vidrios de su vivienda y un panfleto en que se le refiere de una "segunda advertencia", la cual considera Fadul no la aminorará en su trabajo periodístico.

La comunicadora social, acudió ese mismo domingo a colocar una denuncia en la sede del Cicpc, pero no fue atendida por los funcionarios alegando que las amenazas no forman parte de las evidencias que se reciben en ese ente.

“Estos actos lesionan mi integridad física y mental. Hechos éstos que deben ser investigados para evitar que continúen ocurriendo, pues no se tiene certeza de quién pudiera estarlos cometiendo, mas sin embargo no permitiré que limiten mi derecho a ejercer el periodismo, así me maten”, expresó Fadul.

Instó a los organismos correspondientes a respetar el derecho que tienen las víctimas, tal y como lo señalan los artículos 120, 121 y 122 del Código Orgánico Procesal Penal, en los cuales está claramente establecido las condiciones y todo lo que guarda relación en el proceso penal con la víctima y sus derechos humanos.

“En este sentido, como víctima de reiterados ataques y amenazas contra mi integridad, quiero dejar constancia ante la Fiscalía que temo por mi vida, por mi integridad física, así como por la vida de integrantes de mi grupo familiar, bienes personales de mi hogar y vehículo”, dijo.

Otras amenazas

La periodista Vicelyz Fadul, encontró un panfleto amenazante en su vehículo el pasado 27 de marzo, donde se le “ordenaba” mediante ultimátum que parara “inmediatamente el ataque comunicacional que tiene montado o aténgase a las consecuencias”.

El panfleto, con el logotipo del partido Tupamaros, se identificaba como parte de la “Operación Defensa de la Revolución Socialista, Antiimperialista, Chavista y Madurista”

“Usted ha sido identificada como una de esas ‘periodistas’ que se ha dado la tarea de denuncias por Twitter y por otros medios las labores de nuestros cuerpos de defensa”, dice aquel papel, que continua:  “y se ha encargado de desacreditarlos, creando una matriz de opinión, exponiéndolos a la crítica pública, además de promover las actuaciones desestabilizadoras de los grupos fascistas y apátridas que pretenden derrocar al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro, seguramente financiadas y pagadas por la derecha escuálida y burgués que tienen incendiado al país”.

Recordó que el 3 de abril de este mismo año acudió a denunciar ante la Fiscalía carabobeña tal acto intimidatorio del cual aun no recibe respuesta de las autoridades.

Posteriormente, el pasado 15 de mayo recibió una llamada anónima a su celular de una persona desconocida amenazándola de muerte a ella y a su mama desde un teléfono local en la ciudad de Caracas.

Asimismo, el día 12 de junio de 2014 dos motorizados “me amenazaron cuando me desplazaba en la Autopista Regional del Centro hacia Valencia, estado Carabobo. Estos motorizados me indicaron que me tenían vigilada mediante unas señas”, indicó.



blog comments powered by Disqus