¡Periodistas a la calle!

Fecha: 03-09-2014 11:30 PM

La nota de Félix Sucre

¿Es qué los periodistas estamos inventando un escenario político que molesta a los mandantes en Venezuela y por eso quieren acabar con nuestro gremio? No hay nada que inventar frente a quienes no dieron demostración de moral ni de ética y, como recordar es vivir, no olvidemos que fue el propio Hugo Chávez quien llegó a sostener que el burocratismo, la ineptitud y la corrupción acabarían con la revolución.

Félix B. Sucre / CNP 8526


¿Por qué no pensar que desde Miraflores salió la orden para que la Asamblea Nacional, controlada -como se sabe- por el PSUV, apruebe una Ley de Comunicación Social y desaparezca el CNP? Es posible que el Presidente Nicolás Maduro, el Capitán en Jefe Diosdado Cabello y el alto mando militar sean los verdaderos responsables del arponazo lanzado por Gastón Guisandes, hombre de cercanía con el régimen, a través de una supuesta Cámara regional de periódicos, la cual no deja de ser un “guiso” más en el socialismo del siglo XXI. Este gobierno no da puntada sin dedal. Cada movimiento ha sido pensado porque de esa manera llegan a controlar los espacios que les interesa, y, como es lógico, el comunicacional es el que más le interesa en la actualidad.


El PSUV y el alto mando militar quisieran callar a los periodistas críticos, quisieran desaparecer a los medios que le dan cabida y trancarles algunos beneficios a las empresas que anuncian en ellos. Allí es donde ha entrado a jugar el señor Gastón Guisandes, personaje de la cuarta que lo adora la quinta república, sobre todo por carecer de escrúpulos a la hora de formular sus planteamientos, como el recogido en el proyecto de Ley de Comunicación Social, con el que pretenden darle el arponazo al Colegio Nacional de Periodistas. ¿Por qué la Junta Directiva Nacional del CNP no le ha anunciado al país y al mundo que ha tomado la decisión de irse a la calle a defender la integridad del gremio y la Ley del Ejercicio del Periodismo?


No se puede esperar tanto frente a un enemigo del mil cabezas; y lo es, sobre todo cuando personas que hacen uso de los medios de comunicación, como el caso de las radioemisoras, no ocultan su deseo de ver arrodillado al CNP, aun cuando hoy la lucha contra del ejercicio ilegal ha sido silenciada. ¿La Cámara de Radiodifusión de Venezuela apoya al gremio periodístico? ¡Ni de vaina! Es entonces, hay que enfatizarlo, cuando aparecen los enemigos, en mucho caso gente sin ningún tipo de escrúpulos, como el caso de este personaje, llegan hasta el extremo de no ocultan su odio contra las escuelas de comunicación. ¿Es qué sostener que no se requiere estudiar para ser periodista no indica el talante de esas personas? Entonces, cualquiera puede ser militar en Venezuela porque ellos no requieren estudio para vender verduras o contrabandear en la frontera.


¿Son todos los militares? No son todos. Pero, sin embargo, está demostrado que en el PSUV no tienen inconveniente en aliarse con personajes del pasado para lograr de demoler los gremios. He allí donde este personaje se convierte en un instrumento de los oscuros factores que cohabitan en el seno del PSUV y en la Asamblea Nacional, lugar que una vez fuera Casa de las Leyes; hoy es la casa de la desvergüenza de hombres y mujeres que cargan en sus vestimentas la Cartilla de una presunta revolución socialistas, cuanto todo en Venezuela sabemos que el gobierno anterior y el actual es copia del castrismo que tiene más de cincuenta (50) años destruyendo a Cuba y a su economía y, obviamente, viven hoy de las dadivas que le entregan gobiernos amigos como el del binomio Chávez-Maduro. ¿Será un invento del periodismo? También, como es lógico, los directivos del CNP están obligados a escribir la Historia de la Dignidad Gremial.


¿Es qué los periodistas estamos inventando un escenario político que molesta a los mandantes en Venezuela y por eso quieren acabar con nuestro gremio? No hay nada que inventar frente a quienes no dieron demostración de moral ni de ética y, como recordar es vivir, no olvidemos que fue el propio Hugo Chávez quien llegó a sostener que el burocratismo, la ineptitud y la corrupción acabarían con la revolución. Pues, entonces, ¿vemos si el chivo come lloviendo? Si lo hacemos así, tengan la plena seguridad que mañana no habrá justificación ni lamentación que avalen la conducta de un gremio que no se fue a la calle a defenderse.


Cualquier método de lucha gremial es válido en el marco de nuestra Constitución, si es que tiene pertinencia seguir apostando que todo se tiene que hacer ajustado a ella, creer que el artículo 28 tiene sentido o que el artículo 57 es el que más se aproxima a nosotros. Lo que no hay que olvidar en situaciones como la que se ha presentado, que “en la demora está el peligro” y el enemigo gana terreno, mucho más cuando hay indicios que el control político no lo seguirán manteniendo en una próxima Asamblea Nacional. Ellos, el PSUV y sus franquicias, aparte de demostrar el odio que le tienen al periodismo independiente que no se le arrodilla, pretenden dormir el fracaso pleno de un gobierno que no da pies con bola.


No obstante, ¿Dónde están las propuestas del gremio? Solo vemos voluntad, no decisión de lucha en la calle, con fuerza y valor. Y, además, que el mundo vea a miles de profesionales del periodismo, junto con los estudiantes de comunicación social, en las calles del país defendiendo su derecho a la profesionalización, a la Libertad de Información y de Expresión. Una convocatoria del CNP activaría a la Sociedad Civil, a la Iglesia a acompañarnos en una marcha que salga del Colegio de Periodistas hasta la Asamblea Nacional, y que Diosdado Cabello decida: ¡Nos escucha o nos mete preso! ¿No es así Gastón Guisandes?


E-mail: felixb.sucre@gmail.com



blog comments powered by Disqus