Precauciones

Fecha: 30-05-2019 10:05 PM

Josue mayo

https://about.me/fernandez.josue

Las picaduras y las mordeduras tendrían fines distintos de parte de pequeños insectos, los cuales para unos casos servirían como mecanismos anticipados a supuestos ataques de agentes raros, o para nutrirse con un poco de plasma de otros vivos apetecibles que se les atravesaran.  A veces, en ellas recaerían culpas como propagadoras involuntarias de epidemias tales como “Zika” y “Dengue”. En la práctica sin embargo, igualmente es recurso que imitan humanos de “cerebros de mosquitos” para malsanas jugarretas, a  las que hace falta atajar con algunas precauciones.

En la categoría de quienes perdieron la racionalidad correspondiente a su don original, los más aborrecibles son aquellos cuyos fracasos para sobrevivir dignamente les haría recurrir a picaduras y mordeduras del prójimo.  Prefieren la oscuridad de terrenos resbalosos de la desinformación política -por ejemplo de mayor frecuencia-, en los que reinciden a menudo con argumentos descalificados de  perdedores, pero con saldos de mercancía barata para promover descréditos contra oponentes, especialmente de los dueños del dinero de la corrupción que reciben por cada encargo.

Hay veces en que mordeduras y picaduras de la última categoría -aunque no menos graves-, resultan de ambiciones insatisfechas en cualquier examen de talentos, o de rebatiña de cargos públicos de las que siempre son parte individual o en comparsa, o de falta de planes para convencer a los demás, de desconfianzas generalizadas, o de mediocres calificaciones para superar a los rivales. Las plagas de las que se habla ahora, son peores a los que sorpresivamente, el grupo norteamericano de rock The Doors, famoso en los 60, le dedicó “No me molestes mosquito”.

https://www.youtube.com/watch?v=K6ktHk9BpxA

La ponzoña de procedencia humana no tiene tratamiento fácil,  porque su veneno hace  estragos azuzando a bandos contrarios, con poco espacio para entendimientos y convivencias, o soluciones comunes. El ejemplo en la política venezolana es de fracciones que convalidaron la reelección fraudulenta del tirano, y todavía hoy reclaman méritos de su pifia de entonces, la cual extendió plazos de tolerancia a la dictadura, como todos lo sabemos.

No obstante,  la desfachatez de tales picaduras y mordeduras de cierta gente auténticamente degenerada en sentido biológico, se contrarrestaría con medicina natural, a falta de patentados.  La salvación temporal consistiría en la sordera y ceguera selectivas para mitigar ell padecimiento, mediante el empleo de  móviles exclusivamente para fotos, juegos y llamadas, además de la cancelación de visitas a páginas web y redes sociales, invadidas de manipulaciones y tergiversaciones de la información.

Para picaduras y mordeduras de los verdaderos inocentes insectos, también habría cura en las medicinas naturales, alternativas o tradicionales, con el zumo de tres hojas silvestre estrujadas sobre la lesión. Sin embargo ese remedio no está registrado en el recetario del “Yerbatero Moderno”, a continuación por Marc Anthony sobre el éxito indiscutible de Celia Cruz. Hasta el otro sábado, Dios mediante.

https://www.youtube.com/watch?v=do2-d2jtpnM

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

 https://youtu.be/DbGrw1Qjll0

 

> El artículo adosado forma parte de“SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/



blog comments powered by Disqus