Profesión criminalizada

Fecha: 10-10-2017 06:05 PM

Periodistas detenidos venezuela2

Comunicado de Expresión Libre

Con una frecuencia cada vez más alarmante, el gobierno de Venezuela viene arremetiendo contra periodistas venezolanos y corresponsales extranjeros, en una condenable cadena de vejámenes cuyo más reciente episodio ha sido el encarcelamiento durante dos días del reportero italiano Filippo Rossi y el reportero suizo Roberto Di Matteo y el colega venezolano Jesús Medina, detenidos el pasado fin de semana cuando pretendían elaborar un reportaje sobre la cárcel de Tocorón.

Sin embargo, en esta oportunidad la criminalización de la profesión periodística llegó a niveles verdaderamente inconcebibles cuando los tres profesionales de la comunicación detenidos fueron fotografiados de espaldas a una mesa en la cual fueron colocados como si fueran objetos provenientes de ilícitos o instrumentos de carácter delictivo sus cámaras fotográficas, celulares, cables y morrales.

La escena, sin precedentes en la historia periodística de Venezuela,  fue completada con la presencia de dos efectivos uniformados de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) que aparecen flanqueando a los tres periodistas detenidos como si de sujetos de alta peligrosidad se tratara.

Este montaje resulta de una gravedad extrema, pues para el más desavisado observador no pasará inadvertido que se trató de establecer de manera deliberada una clara connotación delictiva y criminalizadora de la labor periodística al colocar a los tres trabajadores de la prensa en una escenografía típica de la rutina de los cuerpos policiales. Igualmente grave y preocupante es que  esto se haya hecho de manera impúdica,  sin ningún respeto por la opinión pública nacional e internacional.

Como periodistas y ciudadanos venezolanos, no podemos menos que expresar nuestra indignación y nuestra condena por semejante vejamen a tres profesionales que laboraban en busca de material informativo, actividad que ciertamente ya es considerada como de orden criminal para un gobierno que hace lo imposible para deformar u ocultar verdad y las evidencias abrumadoras de su fracaso.

Desde Expresión Libre hacemos un nuevo llamado a las más altas autoridades del gobierno para que reflexionen y cesen en su empeño de presentar a los periodistas como desestabilizadores o  enemigos de la paz ciudadana por el sólo hecho de pretender recoger información y presentársela al público.  Antes que la represión, los periodistas siempre merecen y reciben el respaldo en sus esfuerzos informativos de cualquier gobierno que tenga un carácter realmente democrático.

Finalmente, expresamos toda nuestra solidaridad con los tres colegas agraviados.

 

Por Expresión Libre

 

Silvia Alegrett

Coordinadora General

Caracas, 10 de octubre de 2017.



blog comments powered by Disqus