Salir a flote

Fecha: 11-02-2014 11:30 PM

Josue 20salir 20a 20floteportada

 

Así como los “Estados Unidos de Venezuela” son insignificante recuerdo, igual ocurrirá con la llamada República Bolivariana (“RB”), pero esta última se hundirá con el peso del gran fracaso del episodio de más de 15 años dominado por militares golpistas, oportunistas cabecillas civiles, y su supremo titiritero de la dictadura castro-comunista. Mal acabaría como mal nació ese grupo de asaltantes, a mano armada,  de un país de libertades dinamitado en sus bases a partir del 4 de Febrero de 1992.

Pero “aquí y ahora”, como la escasez generalizada por donde cualquiera pasa, tal vez los victimarios podrían encontrar algunos segundos para rectificar a última hora, y atenuar la verruga oscura que cargarán en la frente muchas de sus generaciones. Bien les haría, por ejemplo, apartarse ya del titiritero supremo que lleva tiempo ahogado a pesar de chuparle a Venezuela unos 6.500 millones de dólares anuales. Como es corriente en esos trances, el ahogado está hundiendo a quien le da la mano.

Josué Fernández

La obstinación por arrastrarse a la fosa común sin pedir socorro es incomprensible cuando en el mundo se dispone hoy de expertos o “coaches”, que paralelamente promueven jugadas oportunas en el beisbol, como en la vida de personas, instituciones o gobiernos que deseen superar estancamientos, o simplemente abandonar el hoyo en que se hallan. Estos asesores son reconocidos como “corchos” por su habilidad para ayudar a salir a flote. Sin embargo, sus contrapartes son denominadas “plomo en el ala” que, por error, intereses más importantes, o simple indiferencia, hacen peso para aplastar del todo al que debían auxiliar, como le tocó por desgracia a la “RB”.

En la selección de un “coach” cuenta principalmente la experiencia que este acredite, unida a los mejores resultados de sus hechos. En ese sentido, se vuelve muy difícil entender, a menos que se padezca de torpeza extremista, la entrega remunerada además al paquete cubano de 55 años de comprobada miseria de su propio pueblo, con la inclusión de fusilamientos, expropiaciones de sembradíos de caña y otros cultivos, y ganadería en plena producción, industrias y comercios generadores de empleos, nacionalización de servicios públicos, para terminar como arruinados perdedores, dentro de la mayor ineficiencia y corrupción. Para colmo, su pasado prestigio de potencia beisbolera también se desinfló en la reaparición en la Serie del Caribe de 2014.

Con dichos antecedentes, lo que no causa sorpresa es que la “RB”, sometida a su melliza mala junta, se derrumbe con la quiebra de la industria petrolera sin precedentes en ningún otro lugar, con equipos obsoletos, falta de nuevos campos, y sus mejores especialistas obligados a marcharse al extranjero. Aumente la persecución indolente de gente inocente con el antecedente fatal de Franklin Brito, los excesos contra María de Lourdes Afiuni, e Iván Simonovis en la actualidad. Continúe el encarcelamiento prolongado de disidentes y opositores, pero libertando a maleantes que vuelven a delinquir. Y, todavía peor, que siga sin tregua el despilfarro “bolivariano” de divisas hasta llegar a la sequía de dólares que impide traer alimentos, medicinas, repuestos y materias primas, desaparecidas de la producción interna por confiscaciones del régimen.  El telón parece correrse con la anunciada intervención de la cadena de distribución existente, la cual repartirá hambre pareja cuando las alcabalas y peajes hagan suyo el negocio. A víctimas y victimarios en esta tragedia, un “coach” bien intencionado les indicaría que, si quieren cambiar esos resultados, deben hacer las cosas de manera distinta a la ensayada hasta ahora.

www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

 

 

 



blog comments powered by Disqus