Terrorismo de gobierno

Fecha: 09-11-2006 12:00 AM

Si el CNE fuese transparente todo el país hablara bien de sus autoridades.

Dalia Gutiérrez
Una vez más el gobierno nacional comienza con sus “amenazas” a los medios de comunicación social, en especial a la radio y la televisión, a través de la “revisión” de las concesiones. Esto como que lo están haciendo mensualmente, de manera certera, viene un funcionario del gobierno y comienza a decir “bueno…el Estado es el dueño del espectro radioeléctrico y televisivo, por lo tanto tenemos que evaluar las condiciones en que están las concesiones otorgadas”. Pasa un tiempo y retoman el tema, ¿cómo se llama esto?, fácil: terrorismo de Estado, aunque yo le pondría “terrorismo de Gobierno”, porque son los “colegas” el gobierno quien anda en eso con la banal excusa de “revisar la programación” “para que sea más amplia y democrática”.

Pero a quién engañan, a quién creen que engañan, ¿al pueblo?, pues no, el pueblo no está engañado con nada de eso. El fin es a c a b a r con los medios que no estén con el régimen, o quienes en el año 2002 y posteriormente no se plegaron con el régimen. La idea final del gobierno parece ser una: que haya una sola televisora y una sola radio y un solo periódico, como bien lo expresó la misma colega Desiré Santos Amaral en una ocasión.

Además recuerdo que en una ocasión y como justificativo de sus posibles acciones, el presidente de la República, Hugo Rafael Chávez, dijo que hay algunas plantas televisivas, por su puesto las que no son adeptas a su gobierno, que sostienen una “guerra psicológica para sembrar duda y dividir a la nación”. La guerra psicológica la hacen las mismas instituciones, por ejemplo, ustedes creen que el Consejo Nacional Electoral necesita que alguna persona, televisora o radio o alguna organización haga una campaña psicológica en su contra, pues no, ellos solitos hacen su campaña, desde el momento y punto en que no son “transparentes” y permiten que todos dudamos de su claridad en los procesos. La verdad es que no tienen manera de ser claros por las razones que ya sabemos. En cuanto a la división de la nación, pues con Chávez es suficiente, él comenzó a dividirnos desde que se instaló como Presidente, con sus propios complejos y resentimientos.

Que es necesario mejorar la programación en los canales de televisión y la radio, sí, estoy de acuerdo, esa es una discusión que se tiene que dar, pero no bajo la amenaza de un “Estado-Gobierno”, (ya no sabemos quién es quién) de quitar las concesiones, que ciertamente le pertenecen al Estado y el Estado somos todos, no un gobierno, igual que PDVSA, también es del pueblo, no de un gobierno que con la égida, del socialismo, se lo regala a quien mejor le parece, eso sí, sin preguntarle a sus verdaderos dueños si queremos que lo venda o lo regale.

Diría que actúen de una vez, que hagan lo que tengan que hacer porque para estar guindando es mejor caer. Las “averiguaciones administrativas” abiertas a los canales de televisión Globovisión y Radio Caracas Televisión, éstas en particular, tienen a todas luces, intereses políticos. Porque estoy segura que si estuvieran al servicio del “gobierno” o le hicieran “favores”, designaran a los reporteros que al gobierno más le gusta para que cubran esta o aquella fuente, no habría problemas, por el contrario, gozarían de privilegios, como lo tienen otros.

Cuando este gobierno impositivo, autoritario ya no exista, porque nada es eterno, se podrá impulsar una discusión abierta con mesas de trabajo y todo, con una amplia participación del televidente que permita cambiar el contenido de la televisión de una manera que genere beneficios para la sociedad en general. Pero en este momento donde sabemos por donde vienen los tiros, no vale la pena abrir la discusión, porque de todas maneras, los medios de televisión tendrán las de perder.



blog comments powered by Disqus