Transparencia esperpéntica y la configuración de una ética en la comunicación

Fecha: 09-09-2018 11:58 PM

Edgar

Por Edgar Cárdenas (*)

Frente a la emisión mediática de contenidos grotescos, fundamentados en la profanación, y enmarcados dentro de la propuesta teórica de la “Transparencia esperpéntica”, ¿cómo puede configurarse una ética de la comunicación?”.

    La transparencia esperpéntica, según el Profesor Isaac Nahon Serfaty; representa una emisión mediática de contenido que podemos señalar como grotesco, donde la imagen juega un factor fundamental; describiendo un proceso de sacralización de la política asociándola con lo religioso y a su vez una profanación de esta.

   Abordaremos dos ejemplos: el caso de las imágenes usadas en los empaques de cigarrillos como elemento de disuasión para los fumadores y la profanación de los restos del Libertador Simón Bolívar.

  En el  mundo periodístico; en algunas oportunidades se hace uso de imágenes sensibles para ilustrar un hecho noticioso, que inclusive pudiésemos considerar como grotescas. Las fotografías forman parte de la información a difundir. Sin embargo, tratándose de temas sensibles es necesario entender que estas deben aportar valor al hecho y no simple morbo. 

   Para  el periodista Javier Darío Restrepo del Consultorio Ético de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, sobre el tema de la publicación de fotografías de crímenes, señala que  cuando un medio y el periodista tienen la clara intención de abrir los ojos de la sociedad al peligro que representan los asesinos, el uso de las imágenes no será para el morbo y para vender, donde lo importante es la reflexión política, o social o ética sobre los  hechos alrededor de los cadáveres.

   Considerando la transparencia proactiva como el hecho de considerar que todo puede mostrarse por ser la mejor manera de llegar al objetivo, cada quien justificará bajo su óptica la publicación de determinado contenido.  Esto hace que sea discutible la legitimidad de esas manifestaciones, porque entrarán a formar parte del problema criterios personales de tipo político, religiosos y culturales entre otros.

   En el caso de las imágenes de personas enfermas de cáncer en los paquetes de cigarrillos, aunque puede ser considerada legítima como mecanismo de persuasión para los fumadores; siendo cierta y no una recreación; independientemente de la buena intención y además contando con la autorización de los familiares; no implica irrerespeto al individuo y a su dignidad. ¿El fin justifica los medios? 

   Al referirnos al caso de la profanación de los restos del Libertador Simón Bolívar, observamos esa posición encontrada entre sacralización Vs desacralización. Es un atentado a lo espiritual, el acabar con el símbolo para trasladarlo al cuerpo o la materia. Si surge realmente un empoderamiento por parte del receptor del contenido. ¿Cómo lo interpreta? ¿Cómo lo entiende? ¿Hay una desmitificación del Libertador y mitificación en su momento del fallecido Presidente Chávez? ¿Intento de cambiar el ideario colectivo?

   ¿Cómo lograr una ética de la comunicación si no se contempla la cualidad del ser?  Si no se valoran los principios cualitativos que permiten orientar nuestra conducta en función de ser personas con creencias; que ayuden a preferir, apreciar y elegir unas cosas de otras y distinguir el bien del mal; es poco probable pueda lograrse.

   Se impone el rescate de la moral como parte del fuero interior que rige la conducta del individuo. 

   Para el Profesor Antonio Pasquali, la comunicación es  un concepto supremo de las relaciones; lo que implica entonces la necesidad e importancia de establecer la ética de una actividad humana: las comunicaciones.

   No se trata de establecer un conjunto de normas propias de la deontología, sino sincerar un accionar de tipo político-económico-social que pueda por lo menos aportar las pautas iniciales que puedan regir las comunicaciones como la mayor actividad desarrollada por el hombre.

   La academia, la política y el mundo jurídico son los llamados a trazar los pasos necesarios para el logro de una ética en las comunicaciones, donde prevalezcan los valores y principios que fortalezcan la dignidad, libertad, voluntad y la afectividad del ser humano.

 

(*) Miembro de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus