Un defensor del pueblo que solo defiende al gobierno

Fecha: 23-07-2017 10:27 PM

Silvia art

Por Silvia Alegrett (*)

Venezuela es un país que no está en guerra y sin embargo el Ministerio Público contabilizó hasta el 20 de julio, 97 fallecidos en 111 días de manifestaciones.  Solo el 20 de julio, día del paro cívico nacional, el Foro Penal contabilizó  261 detenidos y el número de presos políticos de abril al  30 de junio fue de 403.

Y a todas estas, ¿dónde está el Defensor del Pueblo quien debe asumir con firmeza la defensa del ciudadano? A ninguno de los detenidos se le han respetado sus derechos humanos. Desde el momento en que son apresados comienza la cadena de violaciones. Son salvajemente golpeados, se les impide comunicarse con familiares y abogados y durante su reclusión los torturan, amenazan y roban.

Y pregunto, ¿alguien ha visto al Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, sosteniendo una reunión con el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana, Sergio José Rivero Marcano, para exigirle que los funcionarios bajo su mando respeten los derechos ciudadanos? ¿O lo han visto reunido con el Ministro del Interior y Justicia, Mayor General Néstor Reverol o con el director general del Sebín, mayor general (Ej) Gustavo Enrique González López? Si se ha reunido con ellos, lo que dudamos, en defensa de los derechos humanos de los venezolanos, ningún caso le han hecho.

No se ha visto al defensor del pueblo rechazar con contundencia, firmeza y tajantemente el comportamientos de los funcionarios de seguridad del gobierno

Más allá de unos escuetos mensajes de menos de 140 caracteres por twitter, informando de algún procedimiento en un caso particular, no se ha visto a este alto funcionario del Poder Moral defendiendo los derechos humanos de tantos ciudadanos vilmente ultrajados por el abuso de poder de quienes supuestamente deben defenderlos.

El pasado 20 de julio, día del Paro Cívico convocado por las fuerzas democráticas (MUD) y la Asamblea Nacional (AN), solo en lo relativo a los trabajadores de la comunicación que cubren las manifestaciones, se registraron 20 violaciones al derecho a la libertad de expresión, con 16 víctimas. Y este 22 de julio se contabilizaron 8 trabajadores de la prensa agredidos por cuerpos de seguridad del Estado durante la represión de las marchas convocadas en todo el país en respaldo a los nuevos magistrados nombrados por la AN. Todas estas violaciones a los DDHH de los periodistas, camarógrafos, reporteros gráficos tienen como denominador común la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana.

No se ha visto al defensor del pueblo, Tarek William Saab, rechazar con contundencia, firmeza y tajantemente el comportamientos de los funcionarios de seguridad del gobierno, ni se le ha visto exigirle públicamente al MPPIUJ, al Sebín y a la GNB el cumplimiento de nuestra constitución en sus actuaciones contra los manifestantes que hoy luchan por una Venezuela Libre.

¿Alguien ha visto al Defensor del Pueblo vibrar de indignación y reclamar airadamente, como mínimo, el trato cruel, inhumano y degradante sufrido por el joven Gyanny Scovino, en Lecherías, estado Anzoátegui, quien además tiene el síndrome de asperger? En los medios circuló una declaración de este funcionario en la que aseveró que se mantendrá atento “al curso de las investigaciones concluyentes sobre caso de las agresiones a Gyanny Scovino y sanción a culpables” y que su despacho se mantiene vigilante, “en base nuestras atribuciones constitucionales, para defender” los derechos humanos de los ciudadanos. (Tomado de Caraota Digital 14-07-2017)

No ameritaba este caso la movilización del Defensor del Pueblo al sitio de los acontecimientos, revisar el caso en persona, asegurarse que el agredido esté siendo atendido adecuadamente, que la GNB esté cubriendo los gastos de clínica y medicamentos que ahora tiene que sufragar su familia.

En definitiva, este es el caso perfecto para un llamado de atención institucional y legal contra las instancias del gobierno que han permitido atrocidades como las sufridas por el joven Gyanny Scovino y por todos los ciudadanos que han sido agredidos por defender la Constitución Nacional y los derechos humanos de los venezolanos.

Sin embargo, la actuación del Defensor del Pueblo en este caso como en todos los casos denunciados ante el Ministerio Público y por los medios de comunicación social, ha sido lamentable, por decir lo menos, ya que su interés principal no es defender al pueblo sino al gobierno.

(*) Coordinadora General de Expresión Libre



blog comments powered by Disqus