Venezolanos entre la falta del papel de prensa y la poca calidad de la Internet

Fecha: 06-03-2016 09:02 PM

Diario la ma%c3%91ana sin papel %28fotos r.g.%29 29 02 16 %2831%29

Por Dalia Gutiérrez /  Expresión Librer

El venezolano vive entrampado. Al venezolano le están cerrando los accesos a la información.  El régimen gubernamental busca la manera de que la población no se entere de qué pasa en el país. La posibilidad de saber qué pasa de una población a otra  es cada vez es menor. En cada semana los ciudadanos nos enteramos que un diario pasó a ser semanario o que simplemente desapareció o que hasta tal fecha se podrá conseguir porque desaparecerá.

En esas circunstancias hay varios periódicos, en especial en la provincia venezolana, donde la situación es más crítica, producto de eso se puede afirmar que al momento de esta publicación han cerrado más de 15 periódicos en el país, seguramente después de pasar de diario a semanario, de semanario a Internet, en el mejor de los casos. 

Recientemente se comenta que el diario Católico, de Táchira, pasó a semanario esta semana, el diario La Mañana de Falcón cerró sus puertas por falta de papel y El Diario de Sucre tuvo igual suerte, La Prensa de Monagas tuvo que retirar su suplemento, mientras que El Carabobeño y La Costa se dice podrían dejar de circular por la falta de insumos.

Además de afectar a la población porque la dejan desinformada, con lo que se viola el derecho a la información, también se afectan los propietarios de esos medios y de igual manera a los periodistas y trabajadores directos e indirectos de esos medios, con lo cual se les viola su derecho al trabajo.

En condiciones normales tal vez los propietarios de los medios y los periodistas, en particular de la prensa escrita, estarían tranquilos si existiera la migración de la prensa de papel a la prensa digital, en especial ahora que se habla del avance tecnológico, de la superautopista de la información, sin embargo las posibilidades de ver ese cambio tecnológico en Venezuela resulta un tanto complicado y difícil por el mismo régimen que a todas luces no le interesa ni le conviene.

El rezago tecnológico de Venezuela en la región latinoamericana es el principal obstáculo, tal vez por interés propio. La calidad de la Internet es, tal vez, la peor de la región, por debajo de la calidad de Honduras y Nicaragua, por mencionar algunos otros países, según el último informe del año 2015 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En el contexto regional Venezuela comparte con Bolivia y Perú, la más baja velocidad de descarga en megabits, lo que resulta una desventaja, junto al limitado acceso a la Internet. Aunque nuestro país un poco más de la mitad de la población (58 %) es usuaria de la red tecnológica, la baja velocidad afecta de manera negativa a la hora de revisar la prensa por Internet.

Ese acceso se logra también a través de los dispositivos móviles, lo que podría considerarse una gran ventaja a la hora de obtener información, sin embargo el tema de la baja calidad  de la Internet hace que muchos usuarios desistan

Es por ello que en la actualidad las redes sociales, en especial el Twitter, ha resultado ser una buena alternativa para enterarse, aunque sea limitado, de lo que ocurre en las principales ciudades o localidades del  país.

De manera que en una situación económica en la que se encuentra nuestro país, donde la escasez de los productos básicos y fundamentales es el tema diario, resulta mucho más difícil esperar inversiones en telecomunicaciones para garantizar el acceso de manera rápida y segura a la prensa, que a otras áreas también necesarias.

Esto es solo por mencionar algunos de los problemas técnicos que enfrentan los dueños de los medios independientes y los periodistas, pero sin dudas las dificultades que van más allá para lograr el acceso a la información de manera normal y fluida. 

 

 

 



blog comments powered by Disqus