Venezuela: Ilusión, realidad, ficción: Páginas para la acción y la reflexión

Fecha: 15-02-2016 09:24 AM

Art maite feb

 

Mayte Navarro Serrano *

Llegó a mis manos el libro “Venezuela: Ilusión, realidad o ficción”, editado por la Fundación  Venezuela Positiva, donde varios coautores analizan  las desventuras que ha vivido y vive el país.

Esta edición no sólo busca mostrar que los errores, en los que muchos coincidimos, son producto de un gobierno ineficaz e inerte ante la rectificación e incapaz de cambiar el actual modelo impuesto desde 1999, sino que sus páginas se abren para ser fuente de respuestas y referencias destinadas al ciudadano que desea ser parte del cambio y aspira alejarse de la radicalización y el maniqueísmo.

Las páginas  se erigen como una voz que llama al respeto de la Constitución, que como ha quedado demostrado en las acciones del Tribunal Supremo de Justicia, no se respeta y se viola sin el  menor escrúpulo, dejando en evidencia la escasa imparcialidad de los jueces y enfrentando ese poder a otro, al Legislativo, cuyos miembros son electos por el voto directo de los ciudadanos.

En uno de sus párrafos denuncia como el gobierno se aísla de las críticas constructivas y se vuelve indiferente a la opinión pública, como le da la espalda al sector empresarial  obstruyendo cualquier salida a la crisis económica.

Pero también hay un repaso de la historia venezolana, que ha sido un continuo devenir entre la institucionalidad y el militarismo; un absolutismo que llegó con la conquista. Además, señala  la falta de una cultura política, la carencia de un liderazgo capaz de transmitir a la población valores y principios. Entonces, ¿con qué nos encontramos?, con un pueblo que es pasto de la demagogia.

Otra reflexión que hallamos en estas páginas hace referencia a las oportunidades que ha perdido Venezuela durante los años del chavismo, al no haber asumido un desarrollo sustentable e independiente de la renta petrolera. Las consecuencias se miden claramente hoy. El país sufre de una escasez que nos mantiene al borde una crisis humanitaria. Por otra parte, las desigualdades sociales son cada vez más evidentes y la pérdida de la calidad de vida la sufren todos los sectores.

El intervencionismo del Estado en la economía no está ausente de estas páginas, que ratifican como se ha debilitado al sector privado de la economía al mismo tiempo que se ha creado una burguesía corrupta y parásita del Estado.

También hay un repaso de la política petrolera  que narra la destrucción de la industria que va desde la eliminación del personal idóneo, debidamente capacitado, para ser sustituido por nombres amarrados al régimen, pasando por una legislación que poco a poco fue aniquilando la participación privada. Como conclusión tenemos hoy una industria  petrolera desarticulada e ingobernable.

El tema  educativo no escapa de estas páginas, donde se reitera que es el mejor instrumento para sacar al pueblo de la pobreza. En este gobierno la educación, lejos de ser una vía expedita para el crecimiento, se ha convertido en otra ruta para la esclavización del individuo. Es cómplice de una doctrina cuyo objetivo es mantener al ciudadano apegado ciegamente y sin criterio al Estado. De esta manera derechos y libertades se van debilitando y la población es cada vez más sumisa porque sus necesidades sólo las resuelve ese Estado que se ha autoproclamado redentor.

Las fotografías e ilustraciones del libro donde participan varias firmas reconocidas  del ámbito intelectual, económico, político, legal y financiero, no sólo complementan la lectura, sino que por sí mismas transmiten un mensaje que nos obliga a mantenernos alerta. El trabajo de Kathiana Cardona Reyna trae a la memoria episodios de máxima represión por lo que nos angustia o nos conmueve. Por su parte, las caricaturas de Weil dibujan a esa represión como un instrumento que anula e intimida.

Con este texto no pretendo hacer un resumen ni un análisis del libro sino simplemente me da pie para compartir algunos puntos que reiteradamente nos llaman la atención y es una invitación a su lectura, para continuar comprendiendo lo que es Venezuela y qué podemos hacer para sacarla del abismo que en estos 17 años la han sumido las ideas equivocadas y excluyentes.

*Miembro de Expresión Libre / mayte.navarros@gmail.com



blog comments powered by Disqus