Venezuela sin Constitución

Fecha: 25-10-2016 06:42 PM

Constitucion 2

Por Mayte Navarro Serrano (*)

 

La democracia venezolana entró en crisis el mismo momento en que el pueblo venezolano, seducido por el discurso populista de Hugo Chávez, lo eligió como Presidente de la República.

Había olvidado, porque el venezolano es de memoria corta, las iniciativas golpistas del candidato electo, su desconocimiento de una política moderna y su pasado militar. Chávez Frías llegó a Miraflores, sede del Poder Ejecutivo de Venezuela, e inició su lucha contra los poderes establecidos, consideró que la Constitución que normaba la vida ciudadana no se adaptaba a sus ambiciones y se hace una que va violentando día a día y se adaptaba a sus propias aspiraciones y de esta manera se va degenerando el concepto de gobernabilidad del país, convirtiendo a esa democracia en un esperpento.

En los albores de la dictadura los gobiernos vecinos se hicieron la vista gorda y aprovecharon las excentricidades “solidarias” de Hugo Chávez para su propio beneficio, mientras que parte de la población disfrutaba con las  expropiaciones y despidos masivos que protagonizaban los shows televisivos dominicales del gobernante y se aceleraba el número de integrantes de la diáspora venezolana sigue en aumento en busca que ante la barbarie busca fuera de sus fronteras seguridad y una mejor calidad de vida.

Hoy la palabra democracia sólo existe en los deseos de aquellos ciudadanos que aspiran y luchan  porque Venezuela regrese a la modernidad, que abandone la barbarie de las dictaduras del siglo pasado y que los derechos humanos fundamentales vuelvan a ser respetados.

El Consejo Nacional Electoral junto a los tribunales penales secuestraron las aspiraciones de un cambio por la vía del voto y el revocatorio quedó en un limbo. 80% de los venezolanos (la mayoría) son ignorados. No basta con que se le castigue con una economía perversa, regida por la inflación y la escasez de alimentos y medicinas, sino que se le impide expresarse, se viola su soberanía. Pero no conforme con la suspensión del revocatorio, también se anuncia el diferimiento de las elecciones de gobernadores y alcaldes. Simplemente y sin eufemismos, no hay democracia.

La violencia parece ser el arma que esta revolución chavista quisiera manejar. El asalto al Hemiciclo de la Asamblea Nacional así lo demuestra. La oposición tiene que enfrascarse en hacer cumplir la Constitución y para ello deberá aglutinar a todos quienes manifiestan su descontento contra este gobierno, el camino se torna cada vez más difícil y la República civil que fue Venezuela se encuentra en la cuerda floja. Se rompió el hilo constitucional.

mayte.navarros@gmail.com



blog comments powered by Disqus