Zarandeados

Fecha: 26-01-2018 06:48 PM

Josue 2

https://about.me/fernandez.josue

 “El título viene al pelo como etiqueta del letargo colectivo,  después de la masacre de “El Junquito”, en la que fue asesinado Oscar Pérez con seis acompañantes. De conocidas mentes enfermas y corruptas se podía esperar una acción desnaturalizada como la ocurrida, aunque sería poco imaginable una celebración indirecta bastante masiva de seguida, como ha venido ocurriendo, con un sarao electorero, en el que no han faltado aplausos indolentes de lado y lado, unos que juran que el maltrato es lo mejor para que la gente aprenda, y otros que gozan siendo maltratados.

“Zarandeados”, por llamarlo de alguna manera, sería el resultado de vueltas y vueltas a la cabeza,  a altas revoluciones sin perder el pescuezo del todo, quizás propias del uso voluntario de psicotrópicos, se diría para tratar de entender lo que ahora se mira y se oye.  Si la masacre de Oscar Pérez no fue suficiente para desvelar la calaña incorregible de los autores del crimen, ya se sabía que muchos menos contarían para el repudio general las fechorías del régimen en el tráfico del hambre y la salud del pueblo, el respaldo a la delincuencia, el secuestro de la justicia y demás instituciones del estado, la ruina de pequeñas y grandes empresas de todos los ramos, la destrucción del empleo, y los robos continuados al tesoro público.

Más que creer en un abuso individual de alucinógenos como causa de la perturbación que impediría la recuperación del sano juicio, pareciera que el fenómeno es sobrenatural, o que un veneno fue vertido en las fuentes de agua potable de todo el país, como parte del combo del Socialismo Siglo XXI, copiado de las brujerías de antes como se cuentan y se cantan en versión de Bobby Valentín.

https://www.youtube.com/watch?v=VmXVMIRxH-I

Es frecuente escuchar de personas que no creen en brujerías ni en brujas, aunque luego hacen la salvedad de que estas “de que vuelvan, vuelan”. En tal sentido, probablemente el asunto de la indolencia generalizada y de la credulidad llevada a extremos propios de idiotas es el producto de torturas psicológicas fríamente administradas, terapias prolongadas de embobamiento, shocks mediáticos, y otras prácticas. Todas incluidas en tratamientos probados por 60 años con “conejillos” no de Indias sino de la dictadura cubana, admirada en el mundo enfermo como la envidiable fórmula “castro-comunista”.

Va quedando claro, sin embargo, que los privilegios de los enchufados en el régimen causan celos y rivalidades entre muchos que están peleando “para quitarte y ponerme yo”, con igual excusa del “sacrificio por la patria”. Una receta ganadora por anticipado porque cuenta con la aceptación de quienes no se quejan de su desgracia y hasta la gozan.  Así, “esto tiene solución”, pero de continuidad por otros seis años. Las promesas que parten triunfantes son la de mayor escasez de alimentos y medicinas, aumento de secuestros y atracos, falta de billetes, bolsillos vacíos, precios disparados más allá de la luna, toque de queda de supervivencia, reunidas en paquete de garantía hasta el  2025, en medio de la consulta apadrinada con la ilegalidad de la fraudulenta asamblea nacional constituyente, y los incondicionales a cargo de los escrutinios de los votos, hasta torcer cualquier resultado desfavorable a su determinación continuista.

Los cerebros están tostados ¿quién lo duda?... pero de “la sopita en botella” para caraduras también se agota la última reserva que sobrevivió a Celia Cruz,  por embalsamiento, y la cual se halla en supremo estado de descomposición.  ¡Dígalo ahí Celia!

https://www.youtube.com/watch?v=b_o2-RoZ1j4

> El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com



blog comments powered by Disqus