110 mil muertes violentas (¿Se dice fácil, verdad?)

Fecha: 12-02-2009 11:30 PM


GUERRA DE PALABRAS

Pablo el viajero
I.  EL ASUNTO DE LA SEMANA.

LA SEGURIDADDefinitivamente este es uno de los temas públicos nacionales donde más credibilidad ha perdido y donde más errático ha sido el gobierno procomunista del presidente Hugo Chávez. Unas 110 mil muertes violentas (se escribe facilito, ¿verdad?) totalmente documentadas. Son más de cien míl muertes que tienen familia, que tenían derecho a la protección de su vida por parte del estado. Con sueños propios y ambiciones de una vida mejor; en un lapso de 10 años es algo imposible de soportar para cualquier país, menos para uno que –como Venezuela- a duras penas pasa de los 28 millones de habitantes (habría que ver esos números de verdad, verdad) y que no tiene ni remotamente algún conflicto bélico con ningún país entre sus mayores y más ingentes problemas. ¿Qué ocurre con la seguridad, entonces, en nuestro país?

Las explicaciones y las causales, evidentemente, no son sencillas y discurren por diversas vertientes, cada uno de cuyos meandros tiene mayor o menor nivel de acercamiento a la verdad, pero que sumados al cauce final logran la barbaridad de la que el único responsable (por acción y por omisión, en estos 10 años al menos) es el “gobierno revolucionario” del ahora –post enmienda- novísimo candidato único, repetible y permanente, camarada presidente del PSUV y de la República.

Si queremos comenzar por el principio es importante no olvidar que la marginalidad, la falta de oportunidades de estudio y el subempleo forman parte del caldo de cultivo básico y primario del asunto. Por el otro lado se agregan la falta de políticas adecuadas y modernas de control de criminalidad, las fallas evidentes (unas por interés, otras por desconocimiento) en  la profesionalización de la carrera criminológica, criminalística y policial así como la adecuación del sistema de justicia penal y de los demás tribunales que hagan expedita la obtención de justicia y reparo y que no incite a la búsqueda de ésta por mano propia. Otra vertiente es la política de conveniencia (teoría el caos) que se ha venido aplicando en Venezuela en los últimos diez años y que propende a penalizar exageradamente a los contrarios políticos y a librar de responsabilidades a los adeptos, descriminalizando de manera racista a quienes delinquen, siempre que sean partidarios de “la revolución” neocomunista propulsada desde el alto gobierno.

También –debe reconocerse- el delito ha crecido a nivel mundial en forma, complejidad, calidad y referentes a niveles mundiales y no es un problema sencillo de resolver. No.

II. EL PRINCIPIO

LA SEGURIDAD no sólo es física. Existen muchos tipos: aquella que le garantiza que usted puede dirigirse a un tribunal cualquiera de la República, por cualquier motivo y obtendrá justicia rápida, no costosa, ágil y expedita es una seguridad más que importante, fundamental. TAMBIEN existe la seguridad de emprendimiento, que indica  que usted tendrá la posibilidad que le garantiza la Constitución de dedicarse a  la actividad económica que le guste o le haga feliz, siempre que cumpla con las leyes previamente establecidas; LA OTRA es la que le permite transitar sin zozobras a lo largo y ancho del país, sin miedo a ser asaltado, injustamente detenido o simplemente “matraqueado” por autoridad alguna; la seguridad que se refiere al libre tránsito, a que su vehículo no sea destrozado por una mala o deficiente manutención o reparación de las vías, a que obtenga asistencia y apoyo por parte de las oficinas, instituciones y funcionarios del estado. En fin….  QUE la seguridad no es sólo materia de delincuentes y de delitos, sino que hay que atacar sus bases desde la primigenia condición de vida: en el hogar, en el ejemplo paterno y materno, en la educación familiar y la escolástica, en la ética, la moralidad y la responsabilidad; en el trabajo, en la justicia de las retribuciones, en el lenguaje, en las acciones de gobierno desde los funcionarios más simples y de soporte de cualquier entidad hasta el soldado, el médico, el profesional y hasta el mismísimo modo de proceder del Presidente influye en la percepción y mantenimiento de la seguridad.

El problema es que nos hemos acostumbrado tanto a la inseguridad, al miedo, al estar prevenidos constantemente, al encierro, al no disfrutar nuestros lugares ni reclamar nuestros derechos que ahora las ciudades, pueblos y regiones del país se ven tristes  replegadas después de las 7 de la noche.

III. EL INTERMEDIO

EN MIS VIAJES por los diferentes lugares de este hermoso país he podido comprobar cosas ciertamente sorprendentes…. EN UN RESTAURANTE de los que se ubican a la vereda derecha de la nueva y flamante autopista que va desde Barinas a San Carlos recién inaugurada, donde me detuve a probar las delicias de su carne en vara y los excelentes quesos llaneros, noté una gran profusión de propaganda por el SI. Suponiéndolos partidarios del proceso  y viendo que la mayoría de los comensales parecían ser adversarios a la enmienda, pregunté el motivo de tal “empapelamiento” rojo. Uno de los propietarios, barinés, me dio la clave: el seniat, el seguro social, el ince y otros órganos “represivos y disuasivos” del estado pasaban de largo en sus inspecciones si veían tales afiches… ¿Qué tal?... POR CIERTO que ese mismo día, en la ciudad de Barinas había una manifestación en contra del secuestro con una impresionante cantidad de autos, camiones, motos y hasta gandolas. El caso es que los secuestradores (delincuentes variopintos que van desde ex guerrilleros hasta vándalos comunes) ahora “avisan” a sus potenciales víctimas –no necesariamente pudientes, por cierto- indicándoles que deben “depositar” altas sumas de dinero en lugares predeterminados si no quieren que sus familiares sean víctimas de una medida de secuestro… ME DICEN unos empresarios de la zona que la “pedidora de dinero” en términos que pueden considerarse coercitivos por parte tanto de funcionarios policiales y de otros organismos es sencillamente insoportable. Muchos empresarios de los Estados Barinas, Portuguesa, Cojedes y Carabobo han optado por vender sus fincas o negocios y trasladarse a vivir a lugares más amables para ellos, sus familias y sus dineros… ADEMAS es muy notable como ha decaído la actividad de restaurantes de buena calidad a nivel nacional; la mayoría han sido sustituidos por cadenas de farmacias, o comida rápida. Algunos, ya muy tradicionales, han debido recurrir diversos “nichos” de oportunidad para mantener sus negocios. Las tascas españolas así como los restaurantes italianos y franceses han sido los más afectados. Entre el alto costo de los alimentos, la inseguridad y el permanente “estado de sitio” de los organismos oficiales, no hay negocio que aguante…. Eso dicen…

IV. EL FINAL

ESCUCHADO por ahí: “Qué revolución ni que revolución, chico… yo lo que quiero es billete, ¿entiendes?.. ¡Billete!” (Uno de los “nuevos” vigilantes de tránsito en las colas de Vargas, apenas el pasado sábado en la tarde)… OTRA (también en Vargas).. “El General García Carneiro mandó a arreglar la Av. Principal de Playa Grande sólo porque él vive por ahí, y porque se la pasa en el bar del Hotel Marriot que acaban de inaugurar”… Y SIGO CON VARGAS: me cuentan algunos parroquianos de la zona que la “invasión” al Club Marina Grande proviene de una rencilla causada por las Juntas Comunales; parece que los propietarios del club no quisieron “bajarse” con lo solicitado y desde allí comenzó la “reivindicación” del pueblo… LA VIA a la Colonia Tovar por Caracayaca, otrora fresca, hermosa, relajante y muy turística, está siendo devastada por invasiones, ranchos, quemas y basurales, todo bajo la mirada cómplice de ciertos funcionarios de la GN. Me decía un sargento de esta fuerza que las instrucciones vienen “de arriba” y que él nada podía hacer…. EL PROBLEMA de las colas en Vargas ya alcanza niveles de bochorno. Bajar un sábado en la mañana al litoral (o regresarse a las 7 de la noche a Caracas) es un lío mayor. ¿Las autoridades?.. Se desaparecen cuando ven que las cosas se ponen calientes…

EN LA PRÓXIMA entrega hablaré sobre la industria de la construcción, el comercio y el turismo. Cadivi y otras perlas..….

Pablo E. Viajero para Expresión Libre Web


Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...