4 de agosto de 1972: nace el Colegio Nacional de Periodistas

Fecha: 03-08-2015 10:51 PM


El 17 de junio de 1970, los periodistas marchan para pedir la aprobación de la Ley de Ejercicio del Periodismo. Eleazar Díaz Rangel, presidente de la AVP, encabeza la manifestación.

 

Eduardo Orozco / Expresidente del CNP

 

“Nuestra profesión ha recorrida un largo camino histórico, hasta alcanzar la naturaleza académica universitaria que hoy la distingue. Quienes la amenazan, desde cualquier flanco ideológico o de poder, nos encontrará de frente, dispuestos a evolucionar conceptual, gremial y democráticamente; pero nunca, a flaquear ante las agresiones y pretensiones de reducirnos a estadios profesionales superados desde 1972, cuando fue aprobada la primera Ley de Ejercicio Profesional del Periodismo”.

La frase la tomamos del documento que la Junta Directiva Nacional del CNP publicó en conmemoración del Día del Periodista en 2009.

Ciertamente, un 4 de agosto, en 1972 fue aprobada por el Congreso de la República la Ley de Ejercicio del Periodismo. Como bien lo destaca el documento, las amenazas acompañaron muy de cerca todo aquella lucha de los periodistas venezolanos por lograr la protección legal para el ejercicio profesional.

Desde 1943 la Asociación Venezolana de Periodistas señalaba entre sus objetivos la aprobación de una Ley de Ejercicio, lucha que tomó un gran impulso con la introducción del anteproyecto entregado el 8 de junio de 1967 en un acto especial realizado en el Salón de los Escudos del Congreso en presencia de numerosos periodistas de todos loe medios de comunicación.

Cinco años transcurrieron desde aquella solicitud. Retrasos, presiones, olvidos, maniobras y diversidad de otros obstáculos fueron “enfriando” el proyecto de Ley. Pero el gremio reaccionó y la AVP multiplicó todos sus esfuerzos para ganar respaldo y movilizar a sus afiliados.

El 17 de junio de 1970 se realizó una gran movilización desde el campo de Carabobo en la que participaron periodistas de 19 seccionales y estudiantes de Periodismo quienes, unidos, recorrieron el trayecto hasta Caracas y tomaron la avenida Universidad hasta la sede del Congreso de la República.

“El presidente de la AVP, Eleazar Díaz Rangel, dirigió unas breves palabras significando la importancia de esta movilización nacional”, reseña la revista El Periodista No. 29 de Mayo/Junio de 1970.

 Las actividades continuaron sin descanso y los contactos con los parlamentarios dieron, finalmente, sus frutos: el viernes 4 de agosto de 1972 fue aprobada la Ley de Ejercicio del Periodismo, fecha que marca el nacimiento del Colegio Nacional de Periodistas.

Fue un acontecimiento agridulce porque, si bien se logró el objetivo principal trazado desde 1943, también recibimos una Ley con muchas fallas que obligó a la AVP a convocar una nueva etapa de trabajo para lograr reformarla.

Una vez aprobada la Ley de Ejercicio, se constituyó una Comisión Organizadora del nuevo Colegio Nacional de Periodistas para depurar el listado de miembros y organizar las primeras elecciones, evento que se realizó en 1976 en el que resultó electo el profesor Héctor Mujica como primer presidente del CNP.

 

blog comments powered by Disqus

!Delincuentes, jamás ¡

Por Gloria Cuenca (*) El periodismo, comunicación social, es una hermosa profesión.

El virus que ataca las libertades

Por Mayte Navarro (*) En esta larga cuarentena se ha explotado el miedo en todas sus facetas, miedo a encontrarse con el otro para no contaminarse y no correr el riego a morir, especialmente en países como Venezuela, cuyo sistema sanitario es tan precario y enfermarse es casi una sentencia a muerte.

Otros 20 días de desmanes dictatoriales

Por Gregorio Salazar (*)   En el lapso comprendido entre el viernes 19 de mayo, cuando la negativa del régimen a aceptar la salida de la parrilla de Directv de Globovisión y PDVSA TV propició el cese de las operaciones de ese servicio en Venezuela, hasta el domingo 7 de junio cuando fue censurada una publicación de El Nacional, presenciamos una escalada autoritaria que ha golpeado de manera muy severa y preocupante a la ciudadanía y a la democracia venezolana en varios frentes.