A dos años del cierre de RCTV

Fecha: 25-05-2009 11:30 PM


No se negocian los sueños de libertad

De los múltiples atentados contra la libertad de expresión que se han vivido en el régimen presidido por el teniente coronel Hugo Chávez, el cierre de RCTV constituyó uno de lo más sorprendente por la irradiación de su impacto en la comunidad nacional e internacional.

El cierre de RCTV, ocurrido el 27 de mayo de 2007, marcó a diversas generaciones de  venezolanos, quienes siempre prefirieron a este medio como el canal de televisión más cercano a sus necesidades.

 

Fue una decisión que cercenó el derecho a transmitir del canal más antiguo y querido del país, impidiéndole a la audiencia la posibilidad de elegir y ver programas de variedades, noticias, concursos, deportes y humor. Toda una gama de espacios, que desde 1953 lograron la preferencia del público por su innovación y calidad.

 

RCTV fue también la planta pionera en innovación tecnológica, generación de empleo y adiestramiento de profesionales y técnicos para el crecimiento de la industria de la televisión en Venezuela.

 

¿Por qué cerrar al canal, patrimonio de todos los venezolanos?

 

En su arremetida contra RCTV, el régimen del teniente coronel Hugo Chávez convalidó, junto al Tribunal Supremo de Justicia y las Fuerzas Armadas, el hurto de toda la red de sistemas de transmisores, microondas, antenas y hasta las bienhechurías.  La ilegalidad del acto ofrece aspectos nunca vistos  en la Democracia Venezolana, porque no solo se apropiaron de los equipos, sino que también desalojaron de forma violenta, al personal técnico que laboraba en las diversas zonas del país, donde se encuentran ubicados los sistemas de transmisiones. Más aún, el régimen no ha cancelado los costos de los equipos y no permite que los técnicos de la empresa determinen el estado actual en que se encuentran los mismos.

 

El cierre de RCTV fue acto violatorio de la Constitución, propio de los regímenes dictatoriales,  que afectó el trabajo de casi tres mil personas, 5 mil trabajadores indirectos, cerca de 1.000 proveedores y miles de familias, cuyo sustento dependía de las operaciones de la planta de Bárcenas.

 

El teniente coronel Hugo Chávez decide cerrar a RCTV porque le incomoda el éxito de una empresa que hace televisión plural, para entretener, divertir e informar a la sociedad; pero de igual forma, porque siempre ha sido una tribuna abierta a quienes quieran expresarse libremente. Esto no sucede en los incontables medios impresos, radiales y televisivos que detenta el Régimen, bajo una erogación de dinero inauditable y con una programación ideologizada, que en la mayoría de las veces ofende y expone al escarnio publico a venezolanos, que difieren del proyecto totalitario del régimen en ciernes.

 

El teniente coronel Hugo Chávez cierra a  RCTV para apoderarse de su equipos y señal, para aprovecharse de más de 50 años de inversiones y eficiencia. Y lo curioso del caso es que el canal oficialista que sustituyó a RCTV en señal abierta, derivó en un medio de difusión ideológica, con grandes fallas gerenciales y por otra parte mostró sus fisuras en el manejo decente de los recursos, tal como lo expuso recientemente uno de sus ex directivos.

 

La mordaza y la agresión como ideología

Y no obstante que RCTV logró obtener la aprobación para transmitir por Cable, el Régimen no ha cejado en sus amenazas, hostigando a los periodistas, usando el chantaje a través de organismos perturbadores como Conatel y el Seniat y amenazando con un nuevo cerco a una empresa que siempre ha sido respetuosa del libre pensamiento, la libertad de expresión y la propiedad privada. Ese proceder demuestra que el teniente coronel Hugo  Chávez desconoce lo que es la  autonomía e independencia en el marco democrático y que su política persigue someter a la sociedad a través de un proyecto totalitario al estilo de países como Cuba, Irán y Corea del Norte.

 

Objetamos la violencia y luchamos contra la violencia. Somos gente para quienes la libertad, la democracia, el mutuo respeto y la convivencia son los valores que definen nuestras acciones. Pero no estamos dispuestos a aceptar pasivamente que se nos violenten nuestros derechos.

 

RCTV no sucumbirá en su empeño para que en Venezuela se restablezca la plena vigencia del Estado de Derecho y el respeto a los Derechos Humanos de todos los venezolanos. 

 

RCTV  forma parte de la Venezuela libre y democrática

Así lo demuestran los estudios de audiencia: los venezolanos por su idiosincrasia y condiciones culturales aman la libertad. Prefieren la diversidad. Las opciones que aseguren una mejor calidad de vida, seguridad en los diversos niveles de su vida ciudadana y amplitud en la oferta cultural que integran los medios de comunicación. Y en tal sentido RCTV; ha devenido en la planta de mayor arraigo y predilección en la vida de los venezolanos, de ahí el fervoroso apoyo que ha obtenido, por lo cual expresa su más sincera gratitud al pueblo venezolano, a los medios de comunicación social, a los comunicadores sociales, a los estudiantes, a las instituciones académicas y a todo el conglomerado de organizaciones democráticas por su apoyo constante y a quienes nos han acompañado corriendo todo tipo de riesgos por esta solidaridad.

 

Indignados por la violencia que se ejecutó contra RCTV y contra la inmensa mayoría de la Nación, los venezolanos reclaman poderosamente su derecho a defender la democracia, la libertad y el pluralismo, su derecho a entretenerse viendo lo que quieren ver, su derecho a recuperar la señal de RCTV en sus casas y a defender los medios de comunicación de los ataques y amenazas del poder. 

 

Ayer quisieron callar a RCTV, ahora pretenden hacer lo mismo contra Globovisión, Periodistas, Luchadores Políticos, Sindicalistas, Empresarios y Estudiantes; por ello nos oponemos a los abusos continuos de todos los poderes quebrantados bajo este Régimen, que a lo largo de 10 años en el poder solo muestra fracaso y penurias, y trata con sus acciones violentas “tapar” sus actos de corrupción, los altos índices de delincuencia, el despilfarro de más de 900mil millones de dólares por ingresos petroleros; la ausencia de progreso y bienestar y la imposición de un modelo fracasado.

 

Desde RCTV seguiremos luchando para que se nos devuelva la señal que nos fue arrebatada arbitrariamente,  por la libertad de expresión de los venezolanos y por el retorno de la Democracia a manos de mujeres y hombres íntegros y probos.

 

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...