Articularnos desde la diversidad para rescatar la democracia

Fecha: 28-02-2021 12:42 PM


Por Elsy Manzanares F. (*)

Estamos en un momento de la historia del planeta en que las izquierdas y derechas se convierten en dos polos casi inexistentes para la sobrevivencia humana y se crean nuevos ecosistemas donde lo que prevalece es la ética y el propósito de los ciudadanos que debemos ser socialmente responsables.

Para alcanzar los cambios necesarios en tiempos de crisis de todo tipo: económica, social, psicológica como ansiedad, depresión, estrés, es obligado dejar por fuera los egos y las deslealtades y construir en un gran equipo nacional, un mundo de bienestar.

En estos nuevos escenarios, donde los venezolanos no somos la excepción, es donde a diario nos movemos y vemos que ha de ser ese liderazgo sin rostro el que avance desde la esperanza para lograr un mundo que nos inspire y transforme, sin protagonismos, desde la acción para la transformación, con una narrativa que nos ayude a crear esa nueva realidad desde el compromiso social, con un liderazgo que no es otro que la ciudadanía organizada.

Venezuela tiene más de 20 años atravesando una situación de desgaste y destrucción, donde lo más importante de ese ecosistema, que es el ser humano, se ha visto afectado por el odio y el hambre, aunque no es momento de lamentaciones, sí es tiempo de crear conciencia colectiva, donde actuar juntos debe ser una consigna para dejar de lado la sospecha en el otro y  recuperar la confianza en el país, es el tiempo de los ciudadanos, es el momento de rescatar nuestro derecho a vivir en un mundo en paz, poder articularnos desde la diversidad para alcanzar ese fin último, como parte de nuestra misión, este no es otro que la democracia.

Los ciudadanos tenemos que construir esos espacios de confianza, unir esfuerzos y que estos se crucen en una misma dirección. En Venezuela se debe recomponer el país entero, comenzando por el orden institucional, lo que implica la separación de poderes, que la verdad oficial deje de ser una propaganda y que juntos podamos recobrar la confianza, donde se imponga la transparencia como una forma de vida y en este escenario, o más bien, en este ecosistema, los ciudadanos tenemos el compromiso de trabajar en esa recomposición, obligar con nuestra fuerza y poder a que esto suceda.

Somos nosotros, cada uno, quienes debemos hacer esfuerzos para que se encuentren las diversas miradas en una agenda común, que no es otra que incidir de manera directa en el centro del poder. Entender de una vez por todas que hay intereses que pretenden separarnos, dividirnos y fragmentarnos, uno de ellos es quizás el que tenemos a la vuelta de la esquina, las elecciones regionales que no pretenden otra cosa más que ocupar unos espacios de miseria en gobernaciones y alcaldías donde tendrán un protectorado y no les quedará otra que sumergirse en el reclamo, en el mejor de los casos, o declinar. Todo esto amparado en una frase hecha y desgastada como es “hay que ganar espacios” sin darse cuenta que con ello, cada día se pierde más y nos perdemos en el laberinto de lo repetitivo, porque el único espacio que debemos ganar es el territorio de Venezuela toda.

La sociedad civil hoy aspira a dejar de ver el concepto de democracia como algo abstracto y convertirlo en una acción diaria, donde aprendiendo de aciertos y errores logremos diseñar esa diversidad de estrategias para salvar a Venezuela, no para salvar a grupos interesados en espacios de mezquindad. Llegará entonces el momento de purgar las instituciones que nos llevarán a ejercer como ciudadanos nuestro derecho a votar en libertad.

Hoy la ciudadanía debe ir mucho más allá con el firme compromiso y con el fin último, que no es otro que el de recuperar la democracia, acabar con el odio y el hambre y hacer de Venezuela un país próspero del siglo XXI que aparezca nuevamente en el mapa del futuro.

(*) Miembro de Expresión Libre

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...