Biden y Venezuela: ¿qué esperar?

Fecha: 04-01-2021 07:50 PM


Por Carlos Roa (*)

Cuando ha comenzado la transición presidencial en Estados Unidos –aunque el actual mandatario Donald Trump insiste en recursos legales– es obligatorio preguntarse qué esperar de parte de Joe Biden, quien avanza hacia una toma de posesión pacífica en la Casa Blanca el 20 de enero próximo.

Un buen número de venezolanos le apostaban al segundo mandato de Trump, quien en discurso y acciones estrechó el cerco contra el régimen de Nicolás Maduro, y se esperaba que siguiera en la misma línea.

Por otro lado, el relato de calificar a Biden y el Partido Demócrata como “socialistas”, despertó no pocos y justificados temores en la colonia venezolana. Los mismos fantasmas que acosan a otros gentilicios, como el cubano y el nicaragüense.

Entonces, ¿qué se puede esperar de aquí en adelante?

Comencemos por aclarar que Biden fue elegido en primarias de su partido, y su virtud fue presentarse como la opción más centrista y moderada, en comparación con alas más alejadas del centro en la tolda azul.

Incluso comunidades de color que hubieran podido apoyar a la ahora vicepresidente Kamala Harris, fueron pragmáticas y se alinearon con el más “presidencial” de los aspirantes. Una confianza que Biden retribuye al entregarle a su antigua oponente el puesto de segunda a bordo.

Como bien se ha dicho muchas veces, la condena hacia la violación de derechos humanos en nuestro país por parte de Estados Unidos, es bipartidista. La mejor prueba de ello fue que, cuando el presidente Trump invitó al mandatario interino venezolano Juan Guaidó al discurso del Estado de la Unión, representantes de ambos partidos lo aplaudieron. Así quedó claro el respaldo unánime del universo político estadounidense a la causa venezolana.

También hay que recordar que fue una iniciativa bipartidista la ley promovida por el demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio, para sancionar activos ilícitos en territorio estadounidense y revocar visas a funcionarios señalados de atropellos contra los venezolanos.

Otros hitos impulsados por demócratas fueron la Ley de Ayuda Humanitaria, propuesta por Debbie Mucarsel-Powell y la que prohíbe vender armas al régimen madurista, impulsada por Donna Shalala. Mucarsel-Powell afirmó, en rueda de prensa que tuvimos oportunidad de cubrir para Te Lo Cuento News durante la campaña, que “reconocemos como presidente a Juan Guaidó”.

En cuanto a la foto de Joe Biden compartiendo con Nicolás Maduro, fue tomada durante la juramentación de Dilma Roussef en Brasil en 2015.

Fue Maduro quien le salió al paso a Biden –entonces vicepresidente– para solicitarle que levantara las sanciones impuestas por Barack Obama en 2014 contra Venezuela (recordar la campaña en Venezuela “Obama, deroga el decreto ya”), a lo cual el funcionario estadounidense respondió que no eran contra los venezolanos, sino contra violadores de derechos humanos. Y solicitó que se liberara a los presos políticos.

El episodio está referido de esta manera en el sitio web de la anticastrista Radiotelevisión Martí, agencia federal del gobierno estadounidense.

El nominado para secretario de Estado para la administración Biden es Antony Blinken, quien defendió en 2014 las sanciones contra el gobierno de Venezuela, en su carácter de segundo a bordo de las relaciones exteriores estadounidenses. Por esto, se espera que continúe con dicha política.

La campaña demócrata también puso énfasis en el Estado de Protección Temporal o TPS para venezolanos en EEUU, como una manera de ampararlos bajo una figura legal mientras se concreta la transición a la democracia en el país.

De esta manera, los temidos fantasmas socialistas vuelven a las tumbas de donde nunca debieron salir, mientras esperamos con optimismo las acciones de la nueva administración en pro de la libertad de nuestro país.

 

 (*) Miembro de Expresión Libre

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...