¡Pero es que son brutos!

Fecha: 27-06-2020 11:19 PM


[email protected]


Una calamidad mayor ha sido el regreso forzado a la televisión analógica, para gran parte de los afectados con la sanción dictatorial contra Directv en Venezuela, sin Internet posible además, y tampoco televisores inteligentes habilitados para otras opciones en la Red. La falta de mantenimiento de transmisores y repetidoras de las antiguas señales abiertas, han completado el escaso cálculo del régimen que así dinamitó a la vez su  propaganda encadenada para atontar al grueso de escasos recursos socioeconómicos, y retrasar la sumisión extrema, la humillación y la esclavitud total, según imposición de su cartilla comunista ¡Pero es que son brutos!

Ese episodio del que se habla menos cada vez, porque el récord de acostumbrarse rápido a lo malo pertenece a los venezolanos hace tiempo, podría llevar la vieja  etiqueta de "NTSC", como se conoció en sus inicios al sistema norteamericano tembleque que sustituyó a la TV blanco y negro, pero en su primera traducción al español, por lo inestable, de "NUNCA DOS VECES EL MISMO COLOR". 60 años de separación de aquellos orígenes, demuestran que las segundas partes siempre resultan peores,  aunque se viva en la ilusión de revivir cosas del pasado que se creían superiores.

Los 20 años de mala influencia y dependencia del Castro-comunismo y de la corrupción, han llenado de grotescas cicatrices a país y medio, sin que haya piso que pare la caída de quijadas desprendidas de asombro. Lo último, la chatarra de DIRECT-TV  se lleva al cementerio la ilusión del pobre de creerse “gente de mundo”. No existe individuo, predestinado o mesías, ni conocimientos de cirugía plástica capaces de borrar los daños causados, a corto o mediano plazo. Una junta permanente de especialistas, plural, con prohibición de cabeceos para acaparar indulgencias, con honestidad y competencias probadas, quizás reduciría el número de décadas indispensable para abrir surcos de  reconstrucción en el tiempo por delante, que todavía se percibe bastante lejos.

Las alcancías estarían en su mejor forma, si guardaran planos de la reconstrucción posible, evitando sueños irrealizables. NTSC aplica igualmente  para la isla de las Antillas de donde el son se fue hace 60 años, y donde los mejores músicos terminan huyendo hacia la libertad, porque falta la  reconstrucción añorada  entre miles de carencias como algunas  enumeradas en el tema de vitrola que sigue, interpretado por la cubana Olga Guillot, cuya voz se apago  hará diez años el próximo 12 de Julio.


 

https://youtu.be/IeyTv_4TPK8

 

Audio narrativo y musical en:

https://youtu.be/rpJE5bMr_BU

   

* Las anteriores entradas de la columna  ALCANCIA, se hallan en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

 

Description: H:\ACENTO NEWS\Logos\me.jpg https://about.me/fernandez.josue

Conducta malandra 

Por Gloria Cuenca (*) Con tristeza y temor observamos como el país va siendo llevado paulatinamente hacía la falta absoluta de ética y moral. Lo...

Cuando la ignorancia y la soberbia hacen gala del poder

Por Mayte Navarro (*) Hay una frase que se le atribuye a Aristóteles que dice: “El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona”.  Nuestro país...

Expresión Libre considera “expropiación disfrazada” sanción contra El Nacional

  “La decisión del Tribunal Supremo de Justicia de ordenar al diario El Nacional el pago de más de 13 millones de dólares representa en la práct...

Bombardeo reptiloide

Por Gregorio Salazar (*) Que el régimen insulte, persiga y encarcele periodistas y activistas defensores de los Derechos Humanos no es nada inus...

La Ley RESORTE, un peligro en ciernes

Arlette Danglades (*)   En esta Semana Santa lo menos que tuvimos en este país fue paz y tranquilidad. El conflicto en el Arauca-Apure y la d...