Carta a Sean Penn

Fecha: 12-03-2010 11:30 PM


Dalia Gutiérrez

No sé cómo hacer para que estas palabras le lleguen al actor norteamericano Sean Penn, porque además estoy segura que tampoco habla español, aunque él seguro entiende todo. Quiero invitarlo a Venezuela, si, una vez más, pero en esta ocasión quiero que pase un mes completo con nosotros los venezolanos.

Le voy a proponer que viva una experiencia de “película”. Comenzaremos con entregarle un sueldo promedio, porque realmente son pocas las personas que ganan salario mínimo, así que le voy a dar 1.500 bf (un millón y medio de bolívares). No lo enviaré a vivir al Este de la Ciudad, Petare, sino a un lugar de clase media. Dejaré que sea “huésped” en una familia de tres personas (papá, mamá e hija). Estoy delineando el personaje que personificará mientras dure su estadía en nuestro país.

La idea es que usted viva y padezca al personaje venezolano, para que nadie le diga que si en Venezuela vivimos en una dictadura, que sino se puede ir al supermercado, el dinero no alcanza, nada de eso. Nada como vivir al personaje. Tendrá facilidades, pero no tantas, por ejemplo no tendrá carro, yates ni cosa por el estilo, eso es de “oligarcas” y en Venezuela somos todos “revolucionarios”.

Eso si, la única condición que tendrá es que se convierta en un venezolano común y corriente. Ese es su personaje, después de todo. Nada de acercarse a Miraflores, nada de guarda espaldas, nada de armas, nada de “amigos con influencia”, no, no, no. Tampoco podrá llamar a su embajada para que lo auxilien en caso necesario.

Me ofrezco a llevarlo a los lugares más emblemáticos de Caracas, pero si quiere cómo se desarrolla nuestra “revolución” en la provincia, también puedo hacerlo, claro con mis limitaciones (los pasajes tendrá que pagarlos usted, bien sea en avión o autobús).

Recuerde que viene a “vivir a un mar de libertades”, donde hay un líder que atiende a los más pobres del país y que ayuda, a todos los pobres de Latinoamérica, un hombre comprometido con las necesidades de los desposeídos.

Eso si, lo invito y le voy a dar 1 millón 500 mil Bolívares (no dólares), ya sabe la condición, pero un detalle, tiene que cancelar su pasaje de venida e ida.

Únicamente después de su estadía en nuestro país, por el mínimo tiempo de un mes, podría aceptar que exprese abiertamente alguna opinión sobre nuestro país y de las características de nuestro gobernante actual, porque considero que es muy fácil ser “socialista” cuando se ganan millones de dólares anuales, cuando sus mayores preocupaciones, no me las imagino, tal vez qué carro usara ese día, o tal vez a qué fiesta asistirá.

 

 

Con la ética, otra vez

  Por Gloria Cuenca (*) Si un daño ha hecho el socialismo del siglo XXI, contradictorios lectores, es haber olvidado y descalificado los post...

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...