Conferencia sobre autoritarismo en Venezuela en la Complutense de Madrid

Fecha: 21-03-2015 04:43 PM


“Autoritarismo y libertad de expresión en Venezuela” fue el tema desarrollado, por los periodistas venezolanos Eva Gutiérrez y Eduardo Orozco, en la Cátedra de Opinión Pública de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, el miércoles 18 de marzo.

 

Los expositores estuvieron acompañados por el sociólogo Tomás Páez, todos representantes de la ONG Expresión Libre y el evento fue moderado por el periodista venezolano Noé Pernía en el marco de la Cátedra de Opinión Pública que dicta la Lic. Virginia Linares, docente de la UCM.

En sus intervenciones argumentaron sobre la crisis que sacude a Venezuela y señalaron, en reiteradas oportunidades, la responsabilidad del Estado en la situación de inflación, escasez, desabastecimiento, colas, atropellos a los derechos ciudadanos, cerco legal a la libertad de expresión y al ejercicio del periodismo.

 

Eva Gutiérrez: En Venezuela el Estado ha roto el diálogo

- La libertad de expresión no es un simple derecho aislado, no es un concepto simple.

La libertad de expresión es un sistema de derechos. Es toda una jurisprudencia muy compleja. Y comienza con la obligación que tiene el Estado de informar y de que el ciudadano este informado. Esta consagrada en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela en sus artículos 57 y 58.

- Y este derecho está en plena decadencia en Venezuela.

- La libertad de expresión es una conquista de los ciudadanos, a pesar de los intentos del gobierno por eliminarla. No hay una sola medida oficial para fortalecer la libertad y la democracia. Todo lo contrario.

- En Venezuela el Estado ha roto el diálogo. Se ha establecido la confrontación como estrategia. Solo voceros autorizados pueden declarar a nombre del ejecutivo. Funcionarios y altos personeros no dan entrevistas a periodistas independientes, solo a aquellos medios complacientes.

 

Eduardo Orozco: tormenta perfecta sobre los medios

- 174 horas 25 minutos distribuidos en 103 cadenas obligatorias de radio y televisión transmitió el presidente Nicolás Maduro durante el año 2014. Febrero fue el mes que mayor número de transmisiones obligatorias registró el año con un total de 19 emisiones y un tiempo de 34 horas y 59 minutos.

Orozco destacó la importancia de los recientes informes de Provea, Espacio Público e IPYS, organizaciones independientes que han documentado todos los actos de abuso de poder, atropellos a los derechos ciudadanos, compras irregulares de medios de comunicación, violaciones a la Constitución y las leyes con el propósito de silenciar a los venezolanos y reprimir todo acto de disidencia.

“Los diarios venezolanos sufren de los embates de una tormenta perfecta, porque sobre ellos se lanza todo el poder del Estado, están muy afectados por la situación económica y, la mayoría, no tienen los recursos para evolucionar hacia las plataformas digitales ante la grave crisis de papel”

Los participantes demostraron mucho interés en detalles sobre la represión, las colas y los vínculos del régimen con asesores españoles que tienen aspiraciones de poder en los procesos electorales del país anfitrión.

blog comments powered by Disqus

!Delincuentes, jamás ¡

Por Gloria Cuenca (*) El periodismo, comunicación social, es una hermosa profesión.

El virus que ataca las libertades

Por Mayte Navarro (*) En esta larga cuarentena se ha explotado el miedo en todas sus facetas, miedo a encontrarse con el otro para no contaminarse y no correr el riego a morir, especialmente en países como Venezuela, cuyo sistema sanitario es tan precario y enfermarse es casi una sentencia a muerte.

Otros 20 días de desmanes dictatoriales

Por Gregorio Salazar (*)   En el lapso comprendido entre el viernes 19 de mayo, cuando la negativa del régimen a aceptar la salida de la parrilla de Directv de Globovisión y PDVSA TV propició el cese de las operaciones de ese servicio en Venezuela, hasta el domingo 7 de junio cuando fue censurada una publicación de El Nacional, presenciamos una escalada autoritaria que ha golpeado de manera muy severa y preocupante a la ciudadanía y a la democracia venezolana en varios frentes.