Desconocer el mandato soberano del pueblo es violar la Constitución

Fecha: 11-03-2009 11:30 PM


Denuncia de Expresión Libre

Desconocer la voluntad popular sería un golpe de Estado contra la decisión popular y soberana expresada en elecciones libres y transparentes.

En Expresión Libre, comunicadores por la Democracia y la Paz, expresamos nuestra preocupación y alarma a la opinión nacional e internacional, a sus instituciones, fuerzas políticas y sociedad civil en general, sobre la gravedad del hecho -público y notorio- que significa el desconocimiento de la voluntad popular expresada en el referéndum del 2 de diciembre del año 2007, mejor conocido como 2D, y cuya resultante fue negar definitivamente al señor presidente de la República Bolivariana de Venezuela y al gobierno que él representa, el sistema socialista de gobierno.  A tales efectos consideramos que:

 1. La Constitución Nacional es clara y tajante en sus consideraciones y alcances en cuanto al sistema de gobierno que la mayoría indiscutible y calificada de las venezolanas y venezolanos desea: un sistema democrático, libre, plural, representativo, participativo y protagónico con amplias libertades de expresión, de empresa, de propiedad y de derechos fundamentales para la dignidad de la vida.

2. Causa estupor y asombro como, a contracorriente de lo estipulado de forma taxativa en dicha Carta Magna, el gobierno nacional y otras instituciones y organismos plegados a su mandar pretenden cambiar, arbitraria e ilegalmente, tales premisas y suplantarlas por leyes y reglamentos de clara orientación socialista, las que jamás han sido convalidadas por el Pueblo soberano en referéndum válido alguno.

3. Son inconstitucionales, reiteramos, los ataques a la Propiedad Privada en todas sus formas, así como la política de invasiones y expropiaciones sin fórmulas justas de juicio, pago oportuno de propiedades muebles e inmuebles o la toma y sitio de empresas que apuntalan hasta hoy el crecimiento nacional. Preocupan las amenazas televisadas hacia personas demostradamente honorables así como el arbitrario uso del poder y la fuerza del gobierno, sin contrapesos ni fórmulas de defensa alguna ante tales acciones. Alarman igualmente los planes de “profundización del socialismo” en instituciones como la Fuerza Armada Nacional, la Asamblea, el Tribunal Supremo y otras instancias como el poder Electoral y el poder Moral, además de decretos y leyes que persiguen el mismo objetivo ideológico en estamentos civiles.

4. Las elecciones de Gobernadores y Alcaldes del 23 de noviembre de 2008 dieron como resultado que una enorme proporción del electorado nacional, numéricamente superior a la mitad matemática de la población, eligió a representantes opositores para que rija sus destinos. Alarma que el gobierno nacional pretenda desconocer a los funcionarios electos, restándoles posibilidades y recursos en algunos casos y negándose a cooperar con ellos y sus gestiones en otros, en claro detrimento de sus funciones e inobservando las leyes vigentes, que lo obligan a ello.

Es insólito, por ejemplo, que ahora se desee imponer, violando la legalidad, una “autoridad única” para el Distrito Capital, tratando de recuperar por la fuerza bruta lo que ha sido negado por los votos del pueblo capitalino: el mando supremo de la Región Capital. Esta acción, de concretarse, sería un golpe de Estado contra la decisión popular y soberana expresada en elecciones libres y transparentes.

5.- Acciones como las señaladas, de claro corte autoritario y de demostrada y absoluta ilegalidad, alarman a la comunidad nacional y mundial en su conjunto y  ponen de manifiesto que el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela no  juega con claridad, limpieza, igualdad de condiciones ni en función de los más altos intereses de venezolanas y venezolanos sino que lo hace para satisfacer los mandatos de un proyecto ideológico el cual –reiteramos- ha sido rechazado por una mayoría del Pueblo soberano.

Expresión Libre, Comunicadores por la Democracia y la Paz, convoca a la unión de las fuerzas vivas del país, sus instituciones, organizaciones políticas, sociedad civil y al pueblo soberano de Venezuela, sin distingos de ninguna naturaleza, a actuar de manera clara y vigorosa en defensa de su Carta Magna, para que no se permitan manipulaciones que conculquen sus derechos democráticos y exigir el debido respeto a su voluntad elegir a las autoridades que lo gobiernen, incluyendo primeramente al señor Presidente de la República.

Por otra parte exhorta al Gobierno Nacional a trabajar -de una vez y para siempre- en función del desarrollo armónico de Venezuela y de todos los venezolanos y venezolanas, cambiando su equívoco proceder actual por uno de inclusión, convivencia, paz, orden, seguridad, educación, progreso y solidaridad entre toda la nación venezolana.

En Caracas, a los 12 días del mes de marzo de 2009

Cero a la izquierda

Por Carlos Roa (*) Si en algo han salido reprobadas las utopías izquierdistas que se han diseminado como la plaga por nuestro continente, ha sid...

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...