Desencanto

Fecha: 30-01-2008 11:30 PM


Eduardo Orozco
Crece sin parar, lentamente, como una mancha de aceite. Se escurre entre los pliegues del engaño y del olvido. El régimen se desangra a la vista de todos. Demasiadas promesas, demasiado tiempo, demasiado poder, demasiada ineptitud, montados sobre un proyecto falso dominado por la ambición y el narcisismo. No sólo el proyecto es una mentira, la reedición de otros fracasos, sino que los resultados en la vida cotidiana ya no permiten seguir creyendo. El desabastecimiento, el fracaso de Barrio Adentro, la falta de viviendas, el abandono de Vargas, la inseguridad, la farsa judicial, la corrupción, la burocracia; son incontables dedos señalando a Miraflores y se comienzan a cerrar, como un puño, exigiendo responsables.

Con la ética, otra vez

  Por Gloria Cuenca (*) Si un daño ha hecho el socialismo del siglo XXI, contradictorios lectores, es haber olvidado y descalificado los post...

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...