Día del Periodista globalizado

Fecha: 28-06-2020 12:39 PM


Por Luis Zambrano

La jornada de los periodistas venezolanos fue intensa este 27 de junio en todo el mundo. Conmemoramos el Día del Periodista dentro de la realidad que vive Venezuela. No celebramos como lo hacíamos en tiempos de democracia, pero todos nos unimos en una sola voz para gritarle al régimen #VzlaNoMasCensura  #NoMasAtropellosAlaPrensa  #NoMasPeriodistasPresos.

La organización civil Expresión Libre en un esfuerzo por honrar el  trabajo de nuestros colegas lanzó una intensa campaña de concientización que llegó a toda América y a países como España, Francia, Italia, Alemania. China, Japón. Es decir, donde hay colegas producto de la diáspora, se oyó y vio el grito atronador de la terrible censura que embarga a Venezuela.

Esa campaña se comenzó a preparar con tres meses de anticipación. El equipo que integran Silvia Alegrett, Eduardo Orozco, Gloria Cuenca, Gregorio Salazar, Marisol Fuentes y Elsy Manzanares, entre otros, le dio forma y desde el 26, un día antes, se comenzó a lanzar vídeos con los testimonios de por lo menos 25 colegas, radicados en Venezuela y  dispersos por el mudo.

Anoche al hacer un recuento de la distribución de esos mensajes observamos que @exp_lib:  tenía miles de impresiones, cientos de visitas y menciones, y  nuevos seguidores. Cifras similares salieron por youtube, Instragram, twitter y Facebook.

Estos gritos no los oye la dictadura, pero el resto del mudo si está atento a ellos. El trabajo de la prensa a los largo de estos 20 años, ha contribuido a reforzar  en los organismos internacionales sus investigaciones sobre la incesante violación de los Derechos Humanos. Hemos reseñado los asesinatos durante las protestas, las torturas contadas por los propios presos, los crímenes producto de esas torturas.

La agonía de los ciudadanos mendigando un servicio médico en cualquier hospital,  las carencias por falta de gas doméstico, las interminables colas por la escasez de gasolina. Los sufrimientos de las familias que no cuentan ni con el salario mínimo de 4$ al mes. La destrucción de PDVSA y el resto de la industria Nacional. La muerte del Metro de Caracas. La destrucción de la industria eléctrica nacional y los acueductos. La desolación que viven nuestras universidades. Todo lo han contado nuestros valientes colegas.

Y ese es nuestro trabajo. Mostrar la verdad por dura que sea. Y esa dureza es la que no le gusta al gobierno que los venezolanos conozcan. Destruyeron en un 90% la industria periodística nacional,  creyendo que el mundo no se enteraría de las tropelías de un régimen sin escrúpulos. Pero no percibieron que nuestros periodistas iban a contar esas historias con mayor rapidez y total veracidad, a través de las redes sociales logrando un mayor alcance nacional e internacional. Expresión Libre continuará su lucha iniciada en el 2002 en defensa de la libertad de expresión, del derecho a la información y en contra de la violación de los Derechos Humanos. Invitamos a los colegas a incorporarse a este trabajo desde cualquier parte en que se encuentren.

El poder de las palabras

Por Arlette Danglades (*)   A propósito de la canción Patria o Vida que se ha hecho viral y que ha exacerbado a la plana mayor de la dictadur...

Articularnos desde la diversidad para rescatar la democracia

Por Elsy Manzanares F. (*) Estamos en un momento de la historia del planeta en que las izquierdas y derechas se convierten en dos polos casi ine...

Dilemas de la moralidad

Por Gloria Cuenca   La moralidad debe ser y es lineal. Lo que es correcto, es correcto y lo incorrecto pues es así: incorrecto. Mi hijo, me d...

Otro año que viviremos en peligro

Por Mayte Navarro (*) Estos primeros meses del año no han estado exentos de noticias. Ante la pandemia, que parece eterna, siguen sucediéndose l...

La labor humanitaria no es un delito

Por Gregorio Salazar (*) El lunes 8 de febrero cinco jóvenes activistas de los derechos humanos se plantaron frente a la sede del Ministerio Púb...