Diosdado Cabello se llevó en los cachos la libertad de expresión

Fecha: 17-04-2013 11:30 PM


Violó los dos primeros articulos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

La historia reciente no registra un hecho similar, ni siquiera cuando Pérez Jiménez

Luis Zambrano

En la Venezuela actual, donde  reiteradamente  se pregona  ser  la cuna moderna de los Derechos Humanos, en especial el derecho a la libertad de expresión, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, se da el lujo de violar de manera flagrante los dos primeros artículos de la Declaración Universal de Los Derechos Humanos, negándole por razones políticas el derecho de palabra a dos parlamentarios opositores.
 

El artículo 1 de esa declaración señala: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.  El artículo 2 reza: ” Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía”.
 

El delito no lo cometió en  la calle, ni  en una asamblea de condominio, mucho menos dentro de su casa, que bien pudiera por alguna razón,  mandar a callar a cualquier miembro de su familia, lo grave y delicado para un país como Venezuela, cuna de libertadores de cinco naciones, se da en que el  imperdonable delito, ocurre en una sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.
 

Allí prevalido de su condición de exmilitar, con prontuario de golpista,  no le permitió a los 60 diputados  opositores  el derecho de palabra si no reconocían a Nicolás Maduro, como Presidente de La República. Y así sucedió.
 

Eso demuestra por  centésima vez que en Venezuela no hay división e independencia de poderes y no lo hay, puesto que minutos después la presidenta del TSJ, fijo posición junto a la Fiscal General, en torno a delitos que no han sido investigados ni comprobados, relacionados  con el mismo tema que discutía la Asamblea Nacional.
 

La historia, no registra antecedentes recientes de cercenamiento de  la libertad de expresión en un parlamento  que representa a los ciudadanos, cuya razón de ser es la discusión de los problemas del país. Por ello, la conducta de Cabello, quedará inscrita dentro los libros que contarán a las generaciones futuras  los abusos cometidos  en nombre del  llamado Socialismo del Siglo XXI.

 

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...

Expresión Libre se une al duelo nacional 

Expresión Libre se une al duelo nacional  por la tragedia marítima que costó la vida a 19 venezolanos    Expresión Libre se une al duelo q...