El cierre de la hojilla es una medida que el pueblo venezolano recibe con beneplácito

Fecha: 22-05-2013 11:30 PM


Cierre del programa de tv La Hojilla

El pasado lunes 20 de mayo, Venezolana de Televisión (VTV), uno de los siete canales propiedad del Estado venezolano que están siendo utilizados como si fueran propiedad privada del partido de gobierno, emitió lo que muchos venezolanos confían sea la última presentación del programa La Hojilla, que durante nueve años fue considerado por el país democrático como el mayor compendio de violaciones a la Constitución y a las leyes, de atropellos a los derechos humanos y de vulgaridad extrema que se ha visto en la televisión venezolana y, probablemente, en la de cualquier país del mundo civilizado.

Lo que parece el final de este espacio televisivo se ha producido, presuntamente, en razón de nuevas violaciones a la ley cometidas por el conductor del programa, quien a lo largo de casi una década se comportó, dentro y fuera de los estudios de VTV, como si estuviera investido de alguna prerrogativa especial, de alguna patente de corso que le hacía posible incurrir en las más insólitas licencias, en perfecta consonancia con los interés sectarios y sectoriales de quienes ejercen el control absoluto de las instituciones en Venezuela desde hace catorce años.

Valga la pena recordar que a pesar del cúmulo de irregularidades cometidas y ampliamente documentadas por expertos, gremios y organizaciones de derechos humanos, el programa fue considerado por el desaparecido presidente de la República, Hugo Chávez Frías, como “el mejor programa de análisis político de la televisión venezolana”, a algunas de cuyas emisiones acudió en persona y participaba telefónicamente para dar a conocer decisiones de gobierno y atacar a sus adversarios políticos.

Expresion Libre, Comunicadores por la Paz y la Democracia, considera que la salida definitiva del aire del programa La Hojilla, por su contenido contrario a la paz y a la convivencia, es una medida que el pueblo venezolano recibe con alivio y beneplácito. La comunicación que exige la Venezuela, acogotada por las más diversas crisis, es la que sirva para difundir los mensajes de la paz, del respeto, de la unión de todos los venezolanos para construir entre todos los sectores un país que permita la superación de sus ciudadanos y de sus futuras generaciones en todos los órdenes.

Así mismo, esperamos que los hechos delictivos que se han puesto de manifiesto no queden en la impunidad y las autoridades competentes actúen diligentemente para castigarlos.


Caracas, 23 de mayo de 2013.

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...

Expresión Libre se une al duelo nacional 

Expresión Libre se une al duelo nacional  por la tragedia marítima que costó la vida a 19 venezolanos    Expresión Libre se une al duelo q...