El ocaso de la libertad de expresión

Fecha: 14-06-2009 11:30 PM


La nota de Rosa Mireya

Art. 6. El periodista se debe fundamentalmente al pueblo, el cual tiene derecho a recibir información veraz, oportuna e integral a través de los medios de comunicación. Código de Ética del Periodista Venezolano. (Junio 1997)

 

La persecución sistemática a los diferentes medios de comunicación privados -y a los periodistas que trabajan en los mismos- parecer ser otra política de Estado (o de gobierno) ya que a la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión se suma el hecho de impedir las labores a diferentes reporteros a la hora de cubrir una pauta, ¿Eso no se denomina sectarismo?, ¿Dónde quedan los artículos consagrados en la Ley del Trabajo?, y no conformes con esto, los someten al escarnio público en diferentes espacios impresos, radiofónicos y televisivos de los medios del gobierno. ¿Cómo se puede trabajar de esa forma?

 

 

Ayer domingo (14/06/09), Hugo Chávez volvió a arremeter contra Globovisión en su nuevo programa “Aló, Presidente Teórico” (por cierto, vaya usted a saber cuál es el significado de este apellido), diciendo que si no cambia su línea editorial "poco le queda al aire”. La multa de 5,6 millones de bolívares fuertes es un claro indicador de que las amenazas del mandatario podrían cristalizarse en cualquier momento. Al respecto, solo cabe preguntarse: ¿Qué ocurre con los principios de la libertad de expresión?

 

 

Es importante reflexionar sobre este punto ya que Globovisión no es el primer medio contra el cual se atenta. Recordemos el caso de Radio Caracas Televisión, canal al que hace dos años se le negó la prórroga de la concesión porque le resultaba incómodo al gobierno. Lamentablemente, todo indica que estos medios son los primeros, pero no los últimos. A estos hechos hay que agregar que ya existe presión en diferentes impresos y emisoras radiofónicas tanto en Caracas como en el interior del país. ¿No les basta con tener el control de cientos de periódicos y radios que dicen ser comunitarios pero que realmente son proselitistas? Realmente es insaciable el ansia gubernamental de control de los medios de comunicación.

 

 

Otro aspecto que hay que destacar es la impunidad que se otorga a los medios leales al gobierno cuando distorsionan las informaciones y arremeten contra la integridad de cualquier venezolano que ose criticar el desempeño del actual régimen.

 

 

Nosotros, como ciudadanos, debemos exigir respeto a la libertad de expresión y exhortar a organismos como Conatel a impedir el cierre de medios de comunicación, ya que tenemos el derecho de la información oportuna, veraz, imparcial y sin censura, como reza el artículo 58 de nuestra actual Constitución. Simplemente demandamos el respeto a la misma y en igualdad de condiciones para todos los habitantes de Venezuela.

 

 

Rosa Mireya Marcano CNP. 8299

[email protected]

 

 

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...